Silencios muertos.

Va casi a hurtadillas.
marca el camino,
como pulgarcito.

Deja un rastro fino,
de saliva,
que se mezcla
con tu flujo;
bendito cocktail,
de noche,
borrachera de jugos,
en nuestro juego.
Tu vagina,
es mi ataúd favorito.