Esto me ocurre por ser tan universo, y menos ecléctico

Le di dos puñetazos
a la luna.
Testigo muda,
del sufrimiento humano.

De sus cráteres todo el dolor
en pus, salió expirado en muerte.

A horcajadas, me masturbé
sobre ella.

Me corrí sobre ella,
salio mi esperma,
como un brote de esquizofrenia,
imparable.

Escucha mi semen,
es un aullido en tu vagina.

Oda a la muerte.

Le unté mi leche,
en la cara blanca,
en la cara oscura.

Me suicidé,
lanzando al vacío del universo,
el dolor, que no era mío.