Muerte a los muertos, para que revivan las flores arrancadas.

Trece calaveras y una muerte,
juego de azar en esta noche.

Trece calaveras y una muerte,
el amor trae buena suerte.

Muerte en cocinas ensangrentadas,
toda la comida se muere en el frigo.

Esta noche es la noche de mi sombra,
dormiré más sólo, y menos asustado.

La luz visitará mi almohada,
la muerte, llamará a la puerta, del abrigo
de la parca.

A Verónica Valiente.