Partituras de la indiferencia.

Es el espacio que hay
entre un hombre 
y una mujer.

Definelo como quieras.

Pero la letra ya está escrita antes 
de que nada ocurra.

La melodía, saldrá entre el roce
de sus instrumentos.

De todo eso, 
vendrán legiones
de primaveras,
otoños,
equivocaciones
y ostracismos de repetición
inconclusa.