Chocando con los árboles del pasado.

Sé que puedo mejorar,
dejar de ver caras en las paredes,
dejar de ver paredes,
olvidar ciertas caras.

Puedo ir más deprisa,
pero preferí mirar y contar
los postes de luz, en la carretera
cuando de niño viajaba,
en la parte de atrás del coche
de mis padres.

Necesito llamarme
la atención, y estar a punto
de perder, eso que que cuando
lo pierdes, te das cuenta del significado
que tenía para ti.


Hay cosas de estas, que son como un accidente
de tráfico, puedes matar y quedarte por siempre
con la secuela de la culpa, y el culo pegado a la silla.

Hoy he prometido no volver a emborracharme
con la intensidad oscura de la vida,
no ha hecho falta comprar nada...
tan solo ver como sus parpados se arquean
de emoción, cuando la beso.