Apuñalando fruta.

Es de noche y está oscuro,
la luna abre en mi carne un sendero,
en breve amanecerá, y entornaré
mis ojos, para encontrarte.