Teoría de la evolución económica, en un hombre que mira la vida, con la cabeza entre sus propias piernas.

Descreciendo,
in-madurando,
restando años
mientras los cumplo.

Volver a subir al árbol
para recuperar el verde;
olvidar el marrón, el amarillento
cetrino de la podredumbre,
que trasforma la pulpa
en un gusano con forma de dinero.

Camino a la niñez,
cuanto más viejo
me hace el tiempo,
es la manera innata
de rebelión del hombre,
un gran remedio
contra la opresión,
volver a jugar en la tierra
ahora que no tengo techo.

Jugar entre cajas de cartón,
construirme baterías con los tambores
de detergente,
y cansado de ir tras las bolsas
que en el parque, el viento elevaba,
sentarme a respirar y mascar chicle:
mirando a mi madre.