En lo rudo, encuentro la vida, en lo sensible la muerte.

Esta noche recojo,
las estrellas apagadas,
quiero sembrar mi jardín
de ilusiones muertas.