¿Has cogido tu maleta? -No sé, pero me pesa mucho algo que no es mío-

Hay mucho ruido,
en todo.

Hay demasiado
ruido y poco silencio.

El silencio bien elegido
es como la soledad,
bien elegida,
ambas cosas valen
para escuchar tu ruido,
églogas que fabricas
en medio de las estridencias
que no son tuyas