Esperanza negra.

Levanta el oscuro vuelo,
el sueño que adormece
entre mis miedos.

Es hora de caminar sin piedras
en los bolsillos.

La tarde está soleada,
los bares abiertos,
la gente preparada...
es hora de abrir ventanas,
cuando todas las puertas
te las cierran.

Mis muertos, ya pasados,
velan por la esperanza
de mi vida.