Haiku de la entrega.

En medio de la cobardía
la muerte,
se rajó las venas
y resucitó.