Derretido como un niño.

Perdido en medio
de su abrazo,
cayó la noche,
dolido por no verla,
me fundí con su pecho,
hasta que la madrugada
se hizo vieja.