Como un salvaje/me trasformo y pierdo las formas. Respeto a la mujer/ y la convierto en sexo.

Huye despavorida,
de la palabra
hembra.

No le gusta
que se lo diga.

Ella es mi hembra.

Adoro
susurrarlo
a su oído,
mientras corro
como un lobo
tras su significado,
cuando está
bajo mi cuerpo,
retorciendo astros
entre gemidos
y gruñidos.