Mitades y medios, drogas y serotonina

A media noche,
tus medias,
las quitamos
juntos con cuidado,
tú una,
yo otra,
nos besamos,
tu llegabas a la mitad,
yo a la otra.

Comes de un lado del plato,
yo del otro.

Te sientas a mi lado,
y yo al tuyo.

Me abrazas y yo sin rodeos,
te paso el brazo por los hombros.

Recuestas tu cabeza en mi pecho,
reposo mi cabeza en tu cabeza.

En la cama duermes en un lado,
yo del otro.

Las noches ahora son la mitad
contigo.

Naciste sin mi,
y no te hace falta nadie,
pero nos encontramos
mientras tú llorabas,
y yo me auto-destruía,
y como enteros,
cada uno por su lado
llegamos a la mitad
de un todo compartido,
a medias, sin ser naranjas,
tan solo caminantes
del mundo ruidoso,
nos vemos de vez en cuando
y sonreímos.