Recortes y pasiones.

Hay unas tijeras en mi almohada,
no sé que hacen ahí.

Hay papeles en mi cama,
no sé que hacen ahí.

Hay tinta roja en mis manos,
no sé que hace ahí.

Hay libros por el suelo,
no sé que hacen ahí.

Hay una ventana abierta,
no sé que hace ahí.

Hay una mujer que me adormece,
no sé que hace ahí.

Hay sueño,
y mucho que recortar,
para dar forma al corazón.

Hay un corazón en el cajón
de mi mesilla,
no sé que hace ahí.

Hay, ay...
ahí donde el dolor
no se disfraza.