Mares verdes como un corazón latiente

Ahora ya, que se cierran las puertas
y mis noches son una letra perdida
en tu: ojalá que no te vea.
Ahora ya, que ya no hay ahora:
Se te ha convertido el suelo
en una sabana movediza
por la que te hundes a la cama
de otro, ahora ya, ya lo sé.

¡¡Preparados, listos, ya!!

Listo muy listo, preparo
el ya, para ahora y no nunca,
ceder oportunidades a otros cielos.

Mi barco ondea
su bandera más negra y huelo
a carne a la brasa y cerveza.

Calaveras y tibias,
caderas tibias,
vagina que ruge,
voy a beberte
como a una jarra de espuma.