Alergia.

No sé si sabes
que mientras mi corazón
late como una percha
traviesa...
mi alma juega a perderse
entre tus nalgas.

Por si acaso algún día
notas escozor entre tus piernas,
no pienses que es alergia,
es mi alma salida que roe
tu entrepierna y se enreda,
para olvidar esa extraña
pena.