Robando el placer de tu silencio

... Y el amor renace de mi esperma,
me gusta imaginarte cuando orinas,
incluso en actos más sucios...
Como cuando te sientas sola en la calle,
y abres tus piernas para leer un poema.