Papel, madera y fuego frío.

Me invoco y provoco
soy mi aquelarre y mi hechizo,
me arrastro y me devoro,
soy mi propio gusano y mi lobo.

Salud y no salud
vida y no vida,
es peor que la muerte
que te apacigua,
me vacío,
me vacío,
No llego nunca a conocerme
cuando ella está cerca.

Sacudo mis entrañas tendidas
al sol de la noche rara.

Al fin sé, que alguien me llevará,
por esos eternos parques,
por donde las sombras no se arañan
las luces de su vitalidad exigua.

Celebro mis sombras, 
celebro mi muerte, 
celebro mi esperma,
celebro mi orina,
me celebro en medio de una calle,
y estrecho mi mano con la sonrisa
de la noche.
Papel, madera,
y fuego frío,
ahora ardo en el hielo,
lo que jamás tuve en fuego.