Hazle caso a tus padres.

Yo no soy tu hombre indicado,
no, si no quieres que mi lengua
pasee desde tu vagina hasta tu ano.
Ni soy tu hombre indicado, a menos
que me dejes clavarte con mi clavo,
no soy a menos que despues,
me dejes decirte al oido, sudando,
lo mucho que te amo.