Filo y cierre.

Ya sé
que todo
tiene su interruptor.
Que las puertas tienen
llave,
que la comida vale dinero,
que la vida no es luz,
ya sé...
pero el hecho,
no es más que hacer
y deshacer lo inquieto.