Después de diecisiete años.

Fue tras un eterno segundo,
se cruzaron nuestros ojos,
y cupido caminó hacia el suicidio.