Volviendo a su esencia. Poeta en la cama IX

Recogiéndome a trozos
en un suelo tan sucio
como este poema...
Sólo deseo que mi pene,
sea una isla desierta
por todo su ego de canto.