A ver el haber.

Ahí donde nadie leyó
hay un poeta que no ha dejado de escribir,
Ay!! cuanta soledad jugando entre sus dedos.