Puzzle de carne. Poeta en la cama III.

Se levanta y va al baño,
su culo mientras camina
escribe en el aire un poema,
la extraño en estos cinco minutos
que orina y fuma.

Imagino que voy a ella mientras
me trasformo de nuevo en lobo,
para devorarla por todas partes.

Aunque tan solo hecho un vago
la espero en la cama para abrazarla
y mientras la amo, penetrarla en mis
brazos siendo un puzzle de unión
extraña.