Guardaespaldas de trapo. Poeta en la cama V.

Es una muñeca de trapo,
tiene el corazón trasparente
le falta a veces un ojo,
tiene un brazo roto.
Ella es una meñeca de trapo,
tiene la sonrisa dibujada
y enseña los dientes
de cuando en cuando.

Es una muñeca de trapo
por eso cuando duermo
con ella, la espachurro
contra mi pecho,
y ahuyenta al monstruo
del armario.