Pájaros de vida.

Antes de que se me escape
este pájaro que ahora tengo,
antes de que levante el vuelo.

Deseo escucharlo cantar hasta
que quede mudo por el paso
inexorable del maldito tiempo.

Soltarlo cada noche para que vuele
y al amanecer vuelva con la esperanza
prendida del pico.

Antes de que la muerte
abra la jaula de mi pecho
llevaré este pájaro en mi hombro
derecho.

Y en el corazón un parche
sabiendo que mi alma es un barco
que navega por la verdad
de lo desconocido.