Astros y Galaxias

Lanza su vagina millones
de galaxias que se estrellan
contra el árbol inerte,
de una alcoba que nos espía.

Despegan en su choque
miles de estrellas siderales,
esta tarde caminaba sola
por la calle como una nota
que nadie reconocía,
era un apunte, una dirección
en un papel, en medio
de una conversación
con el seguro del coche.

Toqué su hombro,
toqué su pelo,
toqué su paso, estela opaca,
toqué mientras la miraba
a cien metros,
corrí tras ella, no deseaba perderme
su extraño perfil que describía
un inusual dibujo en medio de la calle.

Ahora soy un astronauta en medio
de las galaxias que su vagina
dispara.

Es una guerra pactada,
un acuerdo entre gemidos,
un bebernos por las lagrimas
mientras nos engañamos,
abriendo los ojos, de espaldas
al beso.

Ausencia de gravedad,
nuestros píes,
no tocan el suelo.
Floto a su alrededor,
mientras sus besos
parecen burbujas,
en medio de la habitación.