Nadando en plasticos

Fui al chino de la esquina,
olía a quina y era algo ladino.

Compré un flotador con cabeza
de pato, para no hundirme en la maleza.
ni sufrir mareos mientras poto.

Potó el pato; se pinchó
porque estaba defectuoso...
el flotador que no era de pato
ni de cabeza de poto.

La pota del pato, eran ramas de poto,
el agujero del plástico dibujado,
era "made in china"
para hundirme en esta charca de quina,
que es la vida.

No significaba nada, pero se inundó
de agua y no flotaba, por culpa del chino
y su comportamiento ladino,
ante la vida de pato que porto de poto.

Pato,
Poto,
Peta.

Ladino y consecuente salí del agua,
y rajé al pato, pero no era agua,
que era sangre, de este lodo,
denso de vida ladina
y china de mezquino pato,
que cuando bebí su agua
poté como un pato,
y sembré un poto que ahora
riego con ahogo.

Pato,
Poto,
Peta,
pica la sangre en la cabeza.