Historia y disfraz.

Este es el poema
de una nube,
que se disfrazó
de cuervo
para volar más bajo.

Quiso no ser
lo que era.
y el viento
la invitó
a disfrazarse
con pluma negra

Este poema
es la historia
de una nube
que al disfrazarse
de cuervo
se le olvidó
que su voz
era blanca
y esponjosa.

Se le olvidó
que
no era oscura,
ni tétrica,
ni gótica...

Ni tenía pico,
ni pluma negra.

No graznaba
a la muerte
ni la muerte
la quería
pero la muerte
a su disfraz acudió.

Es la historia
de una nube
que no quiso
ser ella,
para ser otra,
y al hablar
su esponjosa
voz
la estranguló...

Murió no siendo
ella...
murió.

Tan ahogada
murió
que sus lagrimas
no cayeron
y la sequía, secó.

Murieron las frutas,
murieron las flores,
la tierra murió.

millones de pétalos
en calaveras se trasformaron
arboles, semillas, colores...
cenizas:
de un mundo secado.

Quiso ser lo que no era
y por ello...
mató.

Este poema es la historia
de una nube que no lloró,
y al tragarse su pena
queriendo ser cuervo,
entró en un erróneo
juego de amor,
pues pensó que al no ser
lo que era...
algo de amor sembraría...
pero tan solo dejó
sequía y desazón...

Nubes que se disfrazan,
corazones como aviones
de papel...
por el aliento vuelan.
Por ser verdadero:
cada corazón
llora.
¡¡Verdad...
verdad!!...
¿Verdad?