Viaje irremediable. De lo dulce a lo salado. Vida propia entre ejes.

Un fantasma
vive tras
de mi escombro

Mi escombro
era un castillo
con bonitas
vistas...

Mi fantasma
es un maestro
de luces,
siempre
ve
en el fracaso
un punto
de exito...

De lo peor
lo mejor
de lo peor
lo mejor...

Varía de color,
se trasforma
en varios
ejes
de diferentes
formas.
Viaja
inhalando
estúpidas
formas
entre
resacas...
pero no se queja.

Prefiere
hacer sombras
chinescas
a través
de mi cuerpo,
que se trasluce
en esta
vida
con ríos
de fondo
que no se aclaran
en sus misterio
de muerte

Cuando
el agua pura
acaba
salada
por el viaje
Mi fantasma
se evapora
y desaparece.