Números salvajes, amor sin calle.

Este ser brutal
y salvaje.
Tenía corazón...

Pero lo dejé
sentado
en una parada de bus
a que llegara
el 13 y se lo llevase
para viajar cuesta bajo
en un laberinto
de sangre y asfalto.

Este ser Brutal
y salvaje
Tenía esperma,
semen blanco.

Pero lo derramé en cada
esquina de tu ciudad
sin código postal...
Allí están nuestros
hijos,
en la dirección
errónea
de nuestras vidas
en los números
que buscan portales
donde existir.

Este ser brutal
y salvaje
Tenía alma

Pero la trinché
como un filete
y lo di a los gatos
callejeros

ellos son más fieles
y se la comieron
agradecidos.

Este ser brutal
y salvaje
busca el nombre de tu calle
olisqueando las esquinas
como un perro en celo.

Pero solo encuentra
azufre en tus recodos.