Esencia precisa.

Supongo
que todo está
pensado,
aunque no hecho.

Los valores,
las ideas,
los defectos
sus castigos.

Pero en las puertas,
en casi todas
existen cerraduras
y necesitan llaves.

Supongo
que todo está
pensado,
la comodidad
lo impreciso
y lo incisivo.

Pero solo
algunos disfrutan
de todo.

Lamentable.

Huyo de lo existente,
desprecio el material
de los sueños,
me quedo con la esencia.

Diluyo mis resacas
en vasos
con forma de estómago,
que arden en la avenida
fantasma del recuerdo.