Revelación

Seamos conscientes
sintamos nuestro
destino como un soplo
a la vela de nuestro
sueño, que triste
en ocasiones
se
desvanece.

Seamos conscientes
que estamos,
que hemos llegado,
que estamos y hemos llegado,
que dentro de nosotros
navega esa duda incierta
pero que nos mueve
a seguir hacia delante.

Seamos conscientes
de todo:
del arrecife,
de la hormiga,
de trigo,
de la vecina,
del terror,
del miedo,
de la esperanza,
de la espina oxidada,
hasta del fuerte
que al final
es el que más
llora y se golpea.

Seamos conscientes,
que somos libres
que aquí nos hallamos
y que por muy presos
que nos tenga
la rutina de madrugar
para descansar,
siempre
podemos imaginar

Tomemos consciencia
de nuestra imaginación,
proyecta tus deseos
hacia delante,
deja que sople ese viento
aunque la muerte
nos pese
y
aceche,
como un cepo
para partirnos
en dos.

suelta lastre
corazón de globo,
deja que te pinche
la muerte
al final de tu vida
mientras subes.