El destino de la flores...

En días como hoy
la luz de las flores
es oscura y taciturna,
su vida como el café,
se sorbe amargo
para trasformar
el humo en esperanza.

En días como hoy,
la gente que muere
trasmuta su muerte,
en vida de elemento:
piedra,
arena,
hoja,
árbol,
camino...

En días como hoy
se repiten,
días como hoy,
buscan perfeccionarse
por la repetición
de sus llantos
de hastío,
pero los sollozos
son mudos
porque la muerte
y sus muertos
santificados,
lo cambian todo,
lo disfrazan de flor
y de recuerdo...

En días como hoy
todo es:
arena,
piedra,
camino,
papel mojado,
flores
y destino
destino
destino...