Forma de sufrimiento

Por mil veces me lo repito
gritandomelo al oído

Pero me hago el sordo,
prefiero seguir
en esta inconsciencia
de la poesía.

Vivir como un ermitaño
del verso...
se está bien en este mundo

No hace falta más que dejar
que tus manos trasformen
esto en palabras.

Escribir poemas...
en noches como esta,
en días como mañana,
en atardeceres,
como el de anoche

Todos los anocheceres
se pasean por tu interior.

Bebo del santo,
bebo del sabio,
Me trasformo
en ambos
como un engendro
del vino.

Escribir,
dar forma al sufrimiento
mientras disfrutas.