Traumatológo

Rompiendo
el tobillo
al verso,
crujiendo
su escafoides
donde
quiere decir amor...
para que maldiga
al poeta

jodiendo
su ligamento
cruzado
para que tropiece
en la letra
absurda del poema.

Sin escrúpulos,
retuerzo
los versos
de lo
que escribo
para
hacerlo
trozos
sin piedad
ni
pasión,

para luego
con paciencia,
unirlos para que tomen
su significado entero de vida.

la vida es un poema
con el tobillo roto,
la vida es un verso
con el brazo en cabestrillo,
se te rompe para que la unas
de nuevo...

El humano es un traumatismo
de su alma desdentada,
el humano es el peluquero de su corazón
calvo.

Sabe unirse después de romperse
para hacerse más daño,
el humano racional
rapa el pelo de su corazón
y se rompe los huesos
de su interior para unirlos
en un sentido distinto al anterior.
Se convierte en desmontable.

Con el corazón rapado
y el alma en cabestrillo
reza por romperse
mientras choca con la piedra
que le tiran desde un quinto piso.