Vacío del haber

Hay días,
Hay noches,
Hay horas,
Hay minutos,
Hay vidas,
Hay rincones,
Hay maldiciones
directas a la mandíbula,
versos como combates de boxeo
al K.O.

días tan vacíos como una taza
de café a las nueve de la mañana,
clientes que te piden la vida a las diez
y al cuarto de hora se suicidan
por un mejor precio...

Hay noches que me castigo
y no escribo nada
aunque
me hierva la sangre
a fuego lento de verso,
aunque me ahogue
en el propio aire que
respiro...

Me castigo y no escribo.
como en esta noche de sueño
pegado al fondo de una sartén
que se agarra como el arroz
que tiras a la basura

como lo que no hay
cuando en verdad
sobra.