La preocupación

Frank estoy preocupado- dije

creo que después de todo
solo ha sido un susto...
ya no me salen historias
como las de antes
historias interesantes
llenas de puntos flamantes
y con algún guiño a la creatividad

Pienso que me estoy quedando
seco...
no se me ocurre nada
me estoy volviendo
como el respeto de la gente...

Joder... ahora lo veo todo
normal... pensé que era un torcido
y soy un recto temeroso
ya a penas me quedan
escondites en mi memoria
es como si me lo supiese todo
de mi como si no me sorprendiera

Bueno, cuando eructo y me sale
el gas acompañado de un recuerdo
pero soy incapaz de trasformarlo
en palabra....

Todo ocurre de manera normal,
mientras me desangro por las noches
entre las letras del teclado
ó cuando apunto algo en la libreta
del trabajo
ó en una servilleta de papel...

Me salen cosas vacías...
e intento huir del tiempo
porque las agujas del reloj
me acuchillan como bisturís
cuando les doy la espalda.

Me derramo y soy agua
incolora, insípida...inodora.

nada veo como antes veía,
nada...

Todo es como una ensaimada
a las ocho de la mañana.

Recién hecho
recién horneado,
recién azucarado...

Que me pasa Frank?- pregunté.

Nada Cooper... nada,
solo que te estas
consumiendo y te das cuenta.

Pero volverás a crear como siempre
lo has hecho...
Como ahora en este poema.

Solo espera y sueña
con lo que te cuesta ver
que lo veras,
algún día lo veras...
cuando todo el mundo sufra estarás
encima del pico del dolor
cabalgando y gritando
como si murieras
cuando tu sangre se desparrama
por las agujas del tiempo...

Gracias Frank.
A mandar Cooper-