Mi dios Iguana

Tomo café con leche
todas las mañanas
en el mismo bar
del polígono
donde trabajo,
entro, saludo
a las chicas

ellas saben lo que me gusta,
en taza grande, con leche caliente,
y fuerte de café.

Me siento en el mismo sitio
todos los días ó al menos
lo intento.

Ahí observo
una especie de
cuadro
que es un trozo
de madera
con forma de luna lila.
hay una iguana
verde dibujada
que por debajo
le sale una de sus patas
con las uñas largas.

Me mira todas todas
las mañanas desde hace
casi seis años...
esta dibujada
solo por su lado derecho
y su ojo
te mira
de forma sarcástica,
se ríe constantemente
de ti,
parece que dijera:
-Imbécil, deja de dibujar
burbujas débiles en tu vida,
apenas piensas cuando te equivocas-

Todas las mañanas me habla...
lo se, se dirige a mi
de forma continua,
yo he tomado la costumbre
de ir todas las mañanas
a visitarla

bebo mi café
con leche caliente
y la escucho...
escucho una iguana verde
con puntitos amarillos
sobre un fondo lila
que me habla,
me indica caminos
a seguir
a quien tengo
que vender
ó como hacer
mi vida personal

Es mi oráculo particular
todas las mañanas
me mira con su ojo
de zorra sabelotodo
trasformando
el día a buenas...

Conoce el camino recto
del vendedor zen,
sabe mostrar
desde la pared
en la que está colgada
en un bar de polígono,
el recto camino de mi
iluminación.

Es:
Mi Dios Iguana.
rezo constantemente
mientras tomo café
y la nata de la leche
junto con los posos,
adquiere formas
con mis rezos
de sucias uñas
de pie mordidas
por la iguana
en el fondo
de una taza
con los bordes sucios
Oh mi Dios Iguana!!