Paradojilla de la vidilla.

Atascado en la M-30
es como ir al zoo
veo de todo,
son las ocho
de la mañana.

El que esta junto
a mi se urga la nariz
y juega al frontón
con las pelotillas.

Plop, plop,plop
imagino que suenan

cuando las saca
las mira
con afán
descubridor,
como si fuera
Darwin,
cree que en sus
pelotillas hay algún tipo
de vida por resolver,
quizá el eslabón perdido
de su cerebro.

Plop, plop,plop

Atascado en la M-30
son las ocho y cinco
de la mañana,
no avanzas,
no llegas,
pero sabes
lo que te espera.

Atascado en la M-30
es como la vida misma
Plop,plop
rrrrrriiiiiiiiiiii,
plap.

Cayó a la alfombrilla,
muriendo
en su propia
espera.

Atascado en la M-30
en cualquier
sitio la vida
te lo explica.