Sindrome de abstinencia

Llegue al zoo
al poco de estar en Madrid
para ver tan triste espectáculo.
iba para no variar, resacoso
y con los efectos de algún poso
de la noche anterior.
Pasee por donde los elefantes
las jirafas y los osos.
tras un rato de caminata,
decidí tomarme una birra
que portaba en mi mochila.
Aún estaba fría, me senté
en un bordillo al sol...
Cuando acabe la cerveza
y me incorpore,
sentí un subidón
probablemente de todo
lo de la noche anterior.
Seguí caminando por el zoo
esta vez sin rumbo fijo,
y con cierta sensación de irrealidad,
llegue por casualidad
a la jaula ó foso donde habían
monos, creo que eran chimpaces
ó algo así...
Un jodío mono
inicio una serie de gracias
al publico para el gusto de los
asistentes, un niño le tiro un sugus,
eso animo al resto...
acabe echándole patatas fritas
y trozos de un bocadillo de mortadela
con choped cuadrado que me había
hecho la noche antes para mi excursión,
(Cualquier gourmet, sabe que los sandwich
están mejor de un día para otro)
me hacía tanta gracia que abrí
una bolsa de cacahuetes
para seguir echándole,
al poco llegó un cuidador para echarme la bronca
- no le da vergüenza, dar el ejemplo
que esta dando a los niños!!-
-No- conteste.
-Vayase ó llamo a seguridad-
-Antes de irme, metí la mano en el bolsillo
y palpe algo, como un chicle,
pensé, la ultima,jaja-
Y le tire el chicle.
Anduve un rato
viendo el resto de animales.
Eran las dos de la tarde, tenía hambre
y había quedado con unos amigos en la latina
me disponía a salir
para ir a mi cita cuando pensé voy a
ver al jodío mono.
De camino, vi como se agolpaban
delante, de donde estaba el mono
un montón de gente y cuidadores.
Cuando me agolpe con el resto de gente
una voz dijo-
Ese ha sido, lo vi como tiraba de su bolsillo
una bola de plásticos-
-Yo que coño señora...-
El mono se había follado al resto
de los monos,
los había sodomizado
dos de las monas estaban en lo alto
del recinto acojonadas,
había tirado piedras
contra todo lo que se movía,
a un cuidador le había intentado
dar también por el culo.
Ahora estaba mojado,
e intentando follarse una roca.
No paraba de gritar y reirse,
sacaba el dedo y los cuernos
era como si el diablo se hubiese
apoderado de su alma...
Entonces me agarro del brazo un segurata.
-acompañeme, hemos llamado a la policía-.
-¡¡Pero que coño.. que yo no he hecho nada,
solo le di patatas fritas y un chicle que llevaba
en el bolsillo!!-
-Se refiere a una bola de papel film-
-Si, joder llevaba...-
Entonces caí en la cuenta de que no era
chicle... eran tripis, puro LSD....
Ahora entendía.
Aquello no era un mono,
era un síndrome
de abstinencia.