Trasformación.

Como una araña
sin patas,
enredada en su tela,
me precipito
hasta el suelo,
donde se esculpe
mi futuro.

He perdido todas
mis patas
y no tengo apoyo
que me rija

Como una araña
negra, peluda
y sin patas,
veo el suelo
pero no veo cielo
y espero a que
algo me devore
ahora que soy débil
como una persiana.

Como un araña sin patas
me desvivo por andar,
pero únicamente logro
arrastrarme: hasta
convertirme en serpiente.