Fin de fiesta

Rematando los últimos tragos,
la gente sale del bar
como si goteara un grifo.

El camarero ya no es tan amigo
y amanece entre cuatro paredes
que advienen su sol
como si fuera cierto.



Todo parece distinto
a las seis de la mañana.



Salgo a la calle, aún es de noche
es hora de buscar algún refugio
escudado en desayunos
para seguir bebiendo.



Amanece y agrede
a los ojos la luz violenta



Amanece, se acaba lo bueno
solo en la taberna de Frank
"El Tuerto" se puede esperar
a oscuras el siguiente día.