Egoyó

Pedro
trabaja en una gran
empresa.
lleva una vida ordenada,
casi no habla y es justo
ó trata de serlo.
No tiene amigos,
es aburrido,
y su mujer le dejó
por otro.

Una mañana
llevando a sus
hijos al colegio
notó una especie
de picor,
de escozor
en el dorso
de su mano.

se rascaba,
pero no le daba importancia.
llegó a la oficina
cumplió con sus
obligaciones
y tras una jornada
de picores y escozores
decidió ir al medico.
conforme
se acercaba a la consulta,
le remitía el picor
el escozor,
se extrañó...
una vez en la consulta
el medico le dijo
que no veía nada extraño...

Pedro volvió a su casa,
esa tarde ya no le tocaban niños
su madre se los llevo a otra ciudad,
estaba solo...
el picor le volvió,
el escozor aumentaba

durante todo el camino
se rascaba...
cada vez más fuerte.

Unos días después
cuando se levantó
por la mañana
se miró...
ya no le picaba
pero había un pequeño
agujero...
lo palpó
y no escocía,
no daba ninguna sensación
de dolor,
hurgó con su dedo
índice
pudiendo introducir
casi hasta la mitad...

la sensación
de tocarse por dentro
le cautivó...
y cada cierto rato
volvía a hacerlo
se había convertido
en su pasatiempo,
se vendó la mano,
fue a trabajar,
y cuando volvió
a casa se abrió
una lata de cerveza
se quitó la venda,
y volvió a introducir
su dedo

AAAHH!!!
que sensación tan placentera-

de tanto hurgarse,
ya le entraba la mano
hubo un momento
en el cual pudo
tirar de la piel
y sentir
que era como
un envoltorio plástico
de goma...
se estriaba tanto
que podía meter la cabeza.

Lo hizo...
metió su cabeza
hasta adentro,
la sensación
era de estar
en una bolsa de goma
que se entallaba
a su cara,
a toda su cabeza
era resbaladizo
ahí dentro...
era gelatinoso...
y se veía
con nitidez
las venas, los músculos
los tendones...
pero tenía una especie
de sendero...
Sacó la cabeza
sin ningún sentimiento
de asfixia ó angustia
era como si se hubiese
descubierto
de manera insólita.
el corazón le palpitaba
a mil por hora
y no se lo podía creer.

Forzó un poco más
la piel
y como no sentía molestia
metió de nuevo la cabeza,
esta vez pasó los hombros
y siguió hasta la cintura....

DENTRO DE MÍ...
DONDE NADA ME ATRAPA...
EN MI MUNDO SIN EGOÍSMOS...
EN MI NÚCLEO DE IMAGINACIÓN...

Salió, se bebió la cerveza,
llamó a sus hijos...
miró a su alrededor...
se despidió...
con una mirada de no querer
recordar...
metió la cabeza, luego los hombros
hasta que al final introdujo los pies

Estaba dentro,
caminó por su interior
como un leucocito borracho
como un germen lisergico...
sorprendido de verse en realidad,
sangre, nervios, tendones...
decisiones, fracasos, errores.

Tras un largo paseo
fue hasta su cerebro,
arrancó un trozo.
se dirigió al corazón
se recostó
apoyando la cabeza
en el trozo de cerebro
y durmió descansando
de lo demás
en su mundo
de egoyó.

El lugar que no es

Omar estaba apoyado
en la barra de La taberna
de Frank el Tuerto,
llevaba un buen rato
bebiendo y comenzó
a emitir, unas onomatopeyas
extrañas:
Criiic, clack!!!
Criiic, clack!!!
...
Que te sucede Omar?!!
preguntó Frank
con su voz corroída.

-Tengo sueño
cuento fallos
de ruleta...-

Qué diantres dices??!!
Omar a mi no me jodas-

Omar es un tipo que
siempre acaba en la taberna
casi del mismo modo
por obligación

-Ese sonido me pone nervioso-
dijo Frank

Sí, es el sonido del fallo
de la ruleta.
Cuando era niño
en casa,
contaba el sonido de
los fallos de las ruletas rusas
de los mercenarios
que acudían a casa de mi padres
a beber y a follar con mis hermanas

A follar con tus hermanas!!
pero tu padre no tenía estomago???

No-contestó.
mi padre tenía hambre.
Nosotros miedo
y obligación...
era una combinación
aterradora...-
Los mercenarios
bebían
y fumaban el opio
de mi padre,
mis hermanas estaban
obligadas a abrirse
de piernas
no tenían otra...
mientras, yo contaba
el sonido
de los fallos de la ruleta

Joder- exclamó Frank
y yo me quejo de la vida.

Criiic, clack!!!

Otra vez exclamo Omar.

-Contaba los fallos de la ruleta
para dormir,
cuando llegaba a cien:
PUM!!!
Me dormía... ya ves Frank
no me enseñaron a contar
ovejitas...
contaba el fallo de la ruleta
que era la celebración de una vida
que no se marchaba a visitar
huríes...
Criiic, clack.
Criic, clack
Criic, clack....

PUM!!!! es hora de dormir-.

Curioso lugar la Taberna de Frank el tuerto.

siempre escuchas
baladas piratas irlandesas,
nunca esta en el mismo sitio,
siempre llegas por donde no es
y cuando quieres salir,
nunca sales
en el lugar adecuado.
Frank es un viejo lobo de mar
al que el salitre
a carcomido sus huesos
y el tiempo le dejo atracado
pudriéndose en puertos
fantasmas.

Lo miras,
y siempre cojea
ligeramente
de su pierna derecha,
su parche es
un misterio
nunca
lo lleva en el mismo
ojo,
pero cuando se lo levantas
para pillarle el truco
le ves las ideas
por el agujero
de su tuertez...
Nunca pregunta
lo que quieres
cuando vas la primera vez,
pero siempre sabe
lo que ponerte
y te has de adecuar...
¡¡mano de sabio!!.

Utiliza viejas recetas
de marinero para las curas
de tos, escorbuto, amor
y otras enfermedades
del marinero pocho.
Es duro, al menos
esa es la impresión
que da,
aunque cuando se emociona
por algún recuerdo
llora por los dos ojos
y moquea de color coñac...

Curioso lugar
la Taberna de Frank el tuerto
donde siempre llegas
de manera distinta
y nunca sales
pensando lo mismo.
es el hospital del alma
de todos los enfermos
viejos y solitarios.

Acuden
de todas las condiciones,
se extrañan la primera
vez...
pero al final, siempre
terminan,
empezando
allí sus llantos.

Frank se emborracha
con aguardiente de mar
y jugo de azúcar...
solo él, es capaz de beberlo.
solo él, es el único
que aguanta
ese brevaje amargo
-Me aclara la voz
y me purifica las tripas
jua, jua, jua!!!-ríe
y le ves la boca
que es como
una guarida
de comadrejas.

Curioso lugar
la taberna de Frank el tuerto,
donde ir a mear
es sortear
un sinfín
de abordajes.
el suelo de los baños,
se hunde a cada paso
la ultima vez que el diablo meó allí
dijo que su infierno,
era un adosado con piscina
y aire acondicionado...

Curiosa La Taberna
de Frank el Tuerto,
donde la gente que asiste,
es parroquiana
de ese mundo de fuera.

Donde los niños
que han crecido,
cuentan fallos
de ruleta rusa,
para conciliar el sueño...

Donde los clientes
cuando orinan,
se salpican
las manos
de burbujeante
sidra irlandesa.

Noches largas sueños imaginados

Cuando las luces
se apagan
mis ojos
se encienden,
cuando los ojos
se cierran
mi vida se expande
y camino
como vino rancio
por las casas
de todos los que duermen,
de todos los que sueñan.

los visualizo como en el cine
felices en sus tumbas de tela.

Me rebozo en las sabanas
en noches interminables
con el estomago lleno
de agujas
y el corazón metido
en una bolsa de plástico.

no duermo,
no sueño,
imagino que duermo,
imagino que sueño,

pero todo es mentira.
voy a la cocina,
al salón,
bebo el agua
de la noche
que me quema
el estomago.

imagino que duermo,
imagino que sueño,
imagino los
bares llenos
de gente
silenciosa, sorbiendo
sus sesos
en vasos rayados,
esperando mi llegada
para aclamar mi vacío,
para aplaudir
a una entraña rota
de esquinas,
que se desparrama
como un vaso de leche

Paradojilla de la vidilla.

Atascado en la M-30
es como ir al zoo
veo de todo,
son las ocho
de la mañana.

El que esta junto
a mi se urga la nariz
y juega al frontón
con las pelotillas.

Plop, plop,plop
imagino que suenan

cuando las saca
las mira
con afán
descubridor,
como si fuera
Darwin,
cree que en sus
pelotillas hay algún tipo
de vida por resolver,
quizá el eslabón perdido
de su cerebro.

Plop, plop,plop

Atascado en la M-30
son las ocho y cinco
de la mañana,
no avanzas,
no llegas,
pero sabes
lo que te espera.

Atascado en la M-30
es como la vida misma
Plop,plop
rrrrrriiiiiiiiiiii,
plap.

Cayó a la alfombrilla,
muriendo
en su propia
espera.

Atascado en la M-30
en cualquier
sitio la vida
te lo explica.

Amor, mariposas y otras bebidas

Salía de mear
en los baños
de Frank El Tuerto
y al tiempo
entraba un tipo
con traje
descorbatado
y descompuesto.

Se acerco hasta la barra

-Un ron con una rodaja de limón-
Pidió

Se sentó en el taburete que estaba junto al mío
Y comenzó a rezar por lo bajo
-No puede ser, no puede ser...
Era uno de esos días en los que
sabes que te toca escuchar.
Que te pasa tronco??-
Me ha dejado, mi novia me ha dejado
Dijo
Buah... peces en el mar
hay muchos nene!!- le dije
Ya pero nos casábamos en un mes
habíamos comprado la casa
y dos coches y.... un montón de cosas
Y? pregunté
Pues que no me esperaba
que me dejara
se supone
que estamos enamorados
y que nada nos separaría
Ya... asentí
pero nada es para siempre
Frank ponme una cerveza sin espuma
y otro cacharro de lo que esta bebiendo
esta víctima del amor- dije
Joder.... no a mi no tío...
me cago en la puta de oros
yo la quiero, la quiero mucho.
Y por qué te ha dejado?
si puede saberse
le pregunte
Por otro,
bueno por otro
más joven que yo

Todos nos reímos
Perdona que nos riamos
pero es que es de pringao
no haberte dado cuenta antes
de que te engañaba!!

No, no me di cuenta
joder, mierda
soy un gilipollas.

Yo la quiero
la quiero mucho

cayeron tres rondas
el tipo estaba llorando
y ya la ropa
la llevaba
desatraída del todo

Joder, si hasta tenía
mariposas en el estomago.

todos volvimos a reír

Le mire y le dije
Mariposas en el estomago
vomito asegurado!!!
anda y bebe tonto.

Plan certificado

Querida Ana:

He tardado mucho en decidirme para escribirte esta carta, son tantos los recuerdos que me trae el pasado que aún creo que somos niños, recuerdo nuestros días en el parque aquellos sábados interminables con toda la pandilla... pero lo que más me acuerdo es la primera vez que me agarraste de la mano y nos fuimos a comprar chuches al kiosco, parece cuando huelo mi mano que aún huelo tu aroma...

Después de todo aquello y de que la vida nos separara, volvimos a coincidir en un bar tú ibas tan pedo como yo, nos pusimos a hablar del pasado, fue el comienzo de aquella historia que nos llevo a la cama; poco podemos recordar del pedo que llevábamos, aún eramos unos críos.

Aquello nos sirvió para cuando nos volvimos a ver de nuevo y después de un tiempo volver a repetir, solo que esta vez no íbamos tan moco, no corría el alcohol por nuestro cuerpo
pero si las ganas de irnos a la cama.

Aquella noche fue bonito, desfrutamos mucho. Pero lo que me mueve a escribirte fue los encuentros que mantuvimos después, la vez que lo hicimos de forma espontánea y salvaje el el baño del restaurante al que fuimos a cenar, la pasión encendió mi sexo como nunca.

Pero no quedó ahí, lo mejor fue la noche que pase a recogerte, por el trabajo y nos fuimos a tomar vino a la taberna de Frank el Tuerto... esa noche no se que le puso Frank al vino pero nos arrastró al más puro desenfreno y éxtasis que nunca había vivido.

Recuerdo como te puse a cuatro patas y te lo hacía de manera salvaje, dándote duro y tu gritabas, gemías y te retorcías como una perra, se me escapó y te gusto aquel azote y me pedías que te lo siguiera dando... te azotaba en el culo y te insultaba y tus pezones se encendían , pero no solo te gustó eso sino que descubrí, que te encantaba que te pasara mi glande por la comisura de tu boca mientras pedías que me corriese y que jugaras con mi semen, pero lejos de hacerlo yo te la metía y te seguía dando tan duro que hasta sufriste una lipotimia que duró unos segundos pero como una autentica leona, volviste y me miraste a la cara para decirme -sigue hijo de puta!!! sigue!!!- al final, acabe corriéndome en tu cara y tu gritabas de placer al sentir mi lefa tibia en tu cara, respirabas, jadeabas, resollabas como una maquina de tren a vapor y me obligaste a comerte toda tu vagina, hasta que alcanzabas otra vez el orgasmo, me tuviste trabajando hasta que me empalme de nuevo para seguir follándote toda la noche, lo hicimos en la cocina, en el baño , en el salón....

Al final acabamos exhaustos...

desde entonces no te he vuelto a ver, me encontré con una amiga tuya y me dio tu dirección, me dijo que vivías sola, se perfectamente,que lo que cualquier hombre tiene que hacer para acostarse contigo, es una buena propuesta, pero sabes que conmigo es especial.

Te mando mi teléfono en el reverso de la hoja, llámame e iré.
Aún huelo mi mano con tu perfume de infancia y es con la mano que me masturbo.

Tuyo Tom
...
Lo malo
de vivir
en un barrio
pobre
es que
el cartero puede
errar
al dejar
la correspondencia
al no ver nombre
en los buzones.
ahora sabía dos cosas
y tenía una duda,
uno que debía volver
a meter esa carta en el buzón
correcto.
Dos que tenía una vecina
alta, pelirroja
con una figura
bien torneada de muslos prietos
de melena frondosa
y de piernas con bisagras
fácil de abrir.
Y la duda...
¿Qué podía ser
un buen plan
para ella?

Ay Tom...
esa carta no creo que llegue.
pero tengo un paquete
que le voy a certificar a tu salud.

Poema idiota

Esto es un poema
de siete latas
de cerveza
y una pinta
de vodka,
es un poema
que quiere
ser por si solo
un único sentido,
pero no encuentra
la forma...
Este, es un poema de
siete latas de cerveza
que trata de hacer
vida.
Este es un poema
de siete latas
de cerveza
que camina solo
por la gran vía
a altas horas
mirando
el suelo.
Este es el poema
que el propio
poema busca
para hacerse poema...
pero es demasiado tarde
y esta demasiado
borracho
y las calles
se le amontonan
a estas horas.
este poema
coge su taxi
que es el camión
de la basura
para mezclarse
con el hedor
de lo que la ciudad
deshecha
piensa
que es donde
ha de haber su musa
entre deshechos
y basuras
pero este poema
no sabe que
debe encontrarse
en su propio
poema
dentro de las latas
de cerveza
y el vodka
que olvidó
nombrar
en el verso
catorceno.

Este poema debe buscarse
en su propia esencia
para ser poema.
Pero a este poema la vida
le juega a malas
y cuando
piensa en poner
una palabra
resulta que es otra
y se equivoca
porque este poema
es un poema equivocado
por no saber
ser poema.
Que idiota!!

Inquina desconocida

Todo
es tan extraño
como simple
y todo
lo simple
se complica
de manera
inquinosa
y tonta
no es
lo que
controlamos
es la falta
de control
sobre
lo desconocido
lo que otros hacen
ó lo que nos toca....
Voy a asesinar
las sombras
he de luchar,
no es mi vida
es lo de todos
los días
lo que me
mueve
...
Curiosidad
regenta
de mi mente.

Prefiero

Llevaba un día muy puto.
había estado esa mañana
en un polígono industrial
intentando localizar
una empresa que tenía que
visitar para venderle
un pak.
Como no la encontraba
tuve que dar muchas vueltas
por el polígono
y al final me bajé
del coche
para preguntar
en un bar.

El bar era
un lugar de esos
donde las cucarachas
huyen del menú;
y prefieren fumar
en el arcen
carcomido de fuera
apoyé las manos
en la barra
estaba churretosa
grasienta y cerda
a más no poder.
el camarero
era amable pero
cuando hablaba
como le faltaban
todos los dientes
escupía,
¡¡CHOF, CHOF!!!

Perdone jefe- le dije.
donde queda esta empresa.
Le mostré un catalogo
y me empezó a duchar,
los salivazos eran como de spa
parecía que mi cara y mi traje
se estaban dando unas vacaciones
en un hotel de lujo:
Aromaterapìa de tabaco
con escupitajos burbujeantes
de espuma de anís barato,
al charco de sudor.

Sabes!!-exclamó
este polígono
es complicado
es un polígono
con una forma
dodecaedrica
en un complejo de calles
rectangular
entonces cuando desees
ir a la derecha es preferible
que sigas recto
y para la ir recto
te recomiendo
que des marcha atras
girando a la izquierda y.....

CHOF,CHOF,CHOF,
SPA de cinco
estrellas
en un bar de
polígono
dodecaedrico
sin fin
en las formas
angulosas
de la muerte.
Y usted,
¿Cómo sale de aquí?-pregunté
No salgo...
llegué con doce años
para trabajar
tengo 41 y...
hasta ahora...


Dios!!- esto
solo me podía pasar a mi.
Salí del bareto
y logré dar con la industria
hice la visita
y me marché
saliendo como pude
destino:
Taberna de Frank el Tuerto.
cuando los días
son putos
ó se convierten
en caramelo
de entrañas negras,
mejor ir al sitio
donde nadie te sondée
ni te investigue
para estar tranquilo
ese sitio es:
La taberna de Frank el tuerto

Por fin llegué
me senté
en el taburete
de siempre,
pedí mi cerveza
sin espuma
y cerré los ojos
para huir de aquel
día de sebo y patitas
de cucaracha
en sopa
de Spa

Entonces alguien me tocó
el hombro
me giré y miré
era una mujer morena
con intensos
ojos color absenta...

Hola, me invitas a algo?
tenía voz de polvazo.
Pide lo que quieras....
llevo, mal, mal día...
es como si me hubiesen
caído cien resacas encima.
Vaya- me dijo
ella se pidió una ginebra sola
se sentó junto a mi
estuvimos hablando un buen rato
supo relajarme y que me olvidara
de todo.

Entonces ella me dijo
Sabes, ¿por qué no vienes a casa
y nos enredamos entre las sabanas?...

Yo lo pensé.
pensé echarle
un polvo a una tía
tremenda
y entonces me salió:

Esta noche no quiero
hacerte el amor
esta noche
quiero convertirte
en palabra,
garabatearte
en un folio
y meterlo
en una caja
como si fueses
letra furtiva
como si tu carne
en vez de apretujarla
y espachurrarla contra
la mía la quisiera dibujar
y darle sentido.
Esta noche no quiero
sudar bajo el sexo
esta noche
casi que prefiero
darte significado de otra forma.
Esta noche me voy a disfrazar
de pluma y con mi sangre,
voy a convertirte en palabra.
Luego,
le dí un trago a mi cerveza
la acabé.
Frank El Tuerto
me pregunto...
Y ahora qué prefieres?

El poeta

Entraba en locales
cutres de rock,
haciendo gala
de su ruina
y de su maldita
autoestima...
bebía en vasos
de mini
que compartía
con todo el mundo.
miraba fijamente
a las chicas
que le invitaban,
se lo agradecía
con una caricia
en la mejilla
un beso en la frente
y un guiño a su
alma con una palabra
maldita.

Era el encantador
de las masas
con encanto.
el poeta maldito
que cuando entraba
por la puerta
todos llamaban
para que les versara
con bestialidad
sus semejantes almas
de baba.

El pagaba con delicadezas
de genio incomprendido,
todos los favores que le daban.
empapelaba la ciudad con poemas
cuando llegaba la primavera
y libaba vino tinto
en los poemas que otros le daban.

Era un gigantón de nudillo
fácil y pena encorvada.

Cierto día el poeta
envió sus poemas a una
editorial pequeña
y le publicaron.
sus libros tenían
el valor
que los ceros
el no conocía.
A los meses
y espiado por una
gran editorial, se fue
hasta la gran ciudad
para entrevistarse
con los grandes.

Pasados unos años
el poeta ya no se afligía
por su maldita pena encorvada
conducía un descapotable
y cuando llegaba
la primavera
lo único
que empapelaba,
era con sus autógrafos
su alegría negra.

ora mira la hora
en maquinaria suiza
y cuando llega
a los restaurantes
mira de lado
al maestre sala,
pues como no tenga
mesa....

Dos chicas de cuidado

Llevaba un buen rato
sentado en la barra
de la taberna de
Frank "el tuerto"
con los codos
apoyados, y la
cabeza perdida
más allá
del parche
de Frank.

Bebía
una extraña
mezcla de licores
que hace Frank,
algo que aprendió
en sus años de marino.
En esto que se abrió
la puerta de la taberna
y a contraluz
advertimos
tres siluetas,
dos de ellas
mujeres,
con unas formas
magnificas,
cuerpos de escándalo,
la otra, un cuerpo
enclenque
y castigado.


Buenas - dijo el enclenque
con voz de vino viejo,
cuando la puerta se cerró-

Fueron hasta la barra,
el pidió
Jhonnie etiqueta negra.
ellas agua.



El tipo enclenque
se sentó a mi lado derecho,
y las chicas
a continuación de él.


Hola, buenas, ¿qué tal?
me preguntó.
-Aquí, bebiendo- contesté
-¿Quieres una copa de las mías?
-Si, porque no-dije.
Como te llamas-Preguntó
Cooper-
-¿Y ese nombre?
-Uf,es largo.-

-Y tú, ¿cómo te llamas?
le pregunté.


-Joaquín, Joaquín Sabina.
¿Te suena?
-Ni puta idea.-dije.
-No sabes como me gusta
que me digas eso.

-Y las mujeres...
¿no me las presentas?
-¡Es que son muy jodías!!
me dijo Joaquín.
-¡Ah!, pero como se llaman

-Andy y Sole.

-¡Que bien! ¿y que son diminutivos,
de qué?, bueno Sole... sera
soledad, ¿no?
¿pero Andy?

-¿Andy?... dijo Juako.
Andy es diminutivo de Angustias.
-Joder, lastima de chica
tan bonita y con ese
nombre- dije
-Ya, pero es lo que tiene
la vida,
que las cosas que te gustan
a veces no suelen llevar
una envoltura bonita-
-Si, es verdad.

-¿Otro güisqui?-dijo
-Si claro.-

Llevábamos un buen rato
bebiendo, no podría medir el
tiempo. En esa Taberna
la unidad de tiempo y espacio
no es lo común, no es
lo establecido,
mides el tiempo
en función de lo que bebes,
cada trago suele ser
una medida de borrachera,
y una medida de borrachera
suele ser
al cambio de la
vida, fuera de la taberna,
unas ocho horas
más o menos,
si llevábamos una botella de whisky,
calculo que llevaríamos:
unos tes días.

-¿Oye y nadie te espera?-pregunté.
-No, a mi nadie me espera.
-¿Y que haces aquí?.

Pues vine de rebote
vine por olfateo,
por incordio,
y porque anduve
tanto, que la calle
desembocó en esta
ajada taberna
que no conocía,
donde he encontrado
dialogo y whisky,
un rincón maloliente
y viejo, con olor a rancio.
Es como si estuviese
dentro de mi alma,
como si mi corazón se hubiese
trasformado en butacón de cine,
y viera todo lo que he visto
en panorámico y palcolor.
vine por que me juzgaron.
Vine y seguiré viniendo,
porque se desconoce
lo que todos alaban.
vine y me quedé,
porque es como
estar escondido detrás
de mis palabras.
Vine y me quede
para que me escalden
estas dos amigas lo
poco que me queda
de mi mismo.

-Joder, eres un poeta Juako- dije

-Que va tío, nací joven y maduro
sabiendo demasiadas cosas,
y moriré viejo y verde
aprendiendo que
con tanto no se va
a ningún sitio.-

-Pues, ¿sabes una cosa?
una vez cuando trabajaba
de camarero, atendí
a un tipo que se llamaba
como tú, pagó
con tarjeta oro.-

-Curioso.- me dijo.

¿Y tú, siempre vas con estas dos?-
Siempre que quedo con nadie,
ellas vienen.
-¿Qué son putas?-pregunté.
-No, son dos chicas de cuidado....

No me caso

La otra mañana
me sonó el móvil
en la pantalla
aparecía Pufo.

Joder, que querrá
este ahora.

El Pufo es de esas
personas que te llama
por que va borracho
y se queda solo
ó para
que le saques de un lío.

Esa mañana...
bueno,
eran las tres
de la tarde,
pero no había comido
y para mi era
por la mañana.

Bueno, esa mañana
llamó con espíritu
narrativo.

¡¡EH Cooper,
tengo que contarte algo
tronco
no sabes lo que me ha pasado
en estos últimos días, que fuerte
dame cinco minutos!!.

Me incorporé en el borde
de la cama, dejé mi cabeza
apoyada
en la mano mientras
intentaba que la ginebra
no fuese maliciosa
con mis tres neuronas.

Cuenta- dije
como pidiendo clemencia.

-¿Recuerdas el día que
íbamos sin dormir
y acabamos
en la discoteca esa
donde no sirven alcohol?
bien, pues cuando te echaron
por mear en las escaleras
se me acercó una
niña y me dijo-¿ese era tu amigo?-
Sí-le contesté-
-Es muy atrevido-

En fin, le pregunte
como se llamaba
y le la invite a un zumo
ella se llamaba Fabiola
y se quedó a mi lado
un rato
estuvimos hablando...

Al grano Pufo,
que la ginebra
se me esta convirtiendo en
saliva

Vale,
Pues le pregunté
la edad y tenía
20 años
Entonces le dije
pues vamos a tomar
un copazo
por ahí
y fuimos
a la Taberna
de Fran "El Tuerto"
Allí hablando un rato
le pregunte a que se dedicaba
y me dijo
-"Soy Puta"-
¿Como?
Soy Puta...
y eso? le pregunté
Vine de Venezuela,
para ganar dinero y casarme
con mi novio
-¡¡¿Y para eso
te metes a puta?!!
-Bueno por eso
y porque soy un poco guarra...

Entonces la mire
y le dije pues podríamos follar
un poco
-Vale- me dijo

Entonces me llevó
donde alquilan
las habitaciones,
un edificio
cochambroso,
eran de una Búlgara
vieja que cobraba
diez euros a las putas

¿Y cuánto te cobró la puta?

Ella? nada!!!-

Joder naciste de pie tío
eres el puto amo.

Bah eso no es lo mejor
me gasté cincuenta euros
en la búlgara
y ninguno en la Venezolana,
pero hemos estado follando
casi todos los días
al final hasta en su casa....

Uf!! muy fuerte tronco
y sabes lo mejor?

No...

lo mejor es que cuando
estaba apunto de correrse
le daba unos azotes
en el culo
y le decía

TE VAS A CASAR
EH GOLFA, TE VAS A CASAR??!!!

y ella decía

¡¡¡¡¡NO ME CASOOOOO
NO ME CASOOOOO
DAMEEE POLLAAAAA
DAMEEE POLLAAAAA!!!!!!

JUASJUASJUAS!!!!
ESO ERA MUY FUERTE.

Un día me dijo que había
cambiado de casa de putas
y que había entregado una
fotos en cd y que no se las devolvían
después de decirle que no la cogían
entonces me envalentoné
y me fui con ella
al chalet donde estaba
la casa de putas
llame a la puerta y
salió un tío
más grande que un
camión de bomberos
Le dije
tu cabrón las fotos que trajo Fabiola
devuelveselas ó
te rompo el culo a hostias
el tipo me miro y dijo
No se donde están

Busca un cd todas las putas te las
traen en papel.
el tipo se metió
y sacó el cd
La tía lloraba
me decía
Eres mi macho
eres mi macho!!!!....

Yo me vine arriba
me puse cachondo
me creía un héroe
de esos de las bandas
latinas
Era un macho!!!!
me fui con ella a su
casa era el ultimo día
que estaba aquí
estuvimos follando
toda la tarde
y bebimos como cabrones

A la mañana siguiente se marcho
y ya no he vuelto
a saber nada, te he enviado
las fotos por internet
voy a echar de menos ese
culo
y esa voz
diciendo:
NO ME CASOOOO
NO ME CASOOOO
DAME POLLAAAAA
DAME POLLAAAAA!!!!!!
Que duro es todo esto....
en fin la echo de menos.

¡¡Joder Pufo
vaya historia
tronco.
No podía
parar de reír!!

Oye Cooper
qué haces luego?
He quedao con
el Mercas
Vamos a fumar
Mota y machacarnos
las napias.
Vienes?

Vale luego nos
vemos.
Oye Pufo,
al final
se ha casado?

-Sí, también tengo fotos.

-Solo faltas tú....

No seas hijo puta
Cooper,
Yo, no me caso...
jajajajajajajajaja!!!!!

Larga Espera

Durante siglos, he observado
El arroyo de la colina Xian.
Pero nunca me fije en el
atardecer.
Desde la hirsuta piedra
que es mi asiento
mi alma lisonjera,
no advierte
el vuelo de las garzas,
y los gorriones
ya no vuelan hasta mi alma.
Si contemplo el arroyo,
me pierdo la hermosura del atardecer
y las piedras blancas del arroyo,
son lágrimas
cuando la corriente las arrastra
hasta los meandros.
Si observo la belleza
Me pierdo la hermosura.
Solo el gran sabio
Podría descifrar esta
duda advenediza
en la que dubita
la fiereza de mí ser:
Mientras torno
los espíritus
en crisantemos

Armado

Soy extraterrestre
y voy armado,
vengo de un planeta
extraño, donde nada importa
sino el valor de lo absurdo


Soy un extraterrestre
jodido y subyugado
voy armado y soy
una jodienda.

Nadie me descubre
voy disfrazado
de humano,
mi pistola
de plástico
made in china
va cargada
de orines
de mis versos
esa es toda
la munición.

Vengo de disparar
a otros planetas,
he jodido bien
a la luna
dado por culo
a Urano,
y los anillos de Saturno
son un queso gruyere
que chorrean pena,


Saturno tiene para siglos...

Mi cargador esta lleno
voy a disparar contra todo,
esta noche no hay perdón,
voy a perseguiros a todos,
voy a terminar con todos,
...perfecto!!!.


Cuando acabe la cacería
tendré mil presas
colgadas de mi cinturón
todo habrá finalizado
seguiréis caminando,
como si nada
pero vuestra alma
estará orinada
de muerte por mis versos
y allí donde vayáis
donde miréis
todo os llegará
distinto


Os disparare con los orines
de mis versos.
Presas humanas
del planeta tierra:
ha llegado el redentor
del mundo en
blanco y negro

Primerizo

Fue de risa,
estaba delante de ella
con mi cosa en la mano
y un montón de dudas

La miraba como si fuese un puzzle
extraño de mil piezas
irreconciliables.

Ella quieta me desafiaba...
a mí me daba igual ponerla
de frente que de espaldas,

veía lo mismo
estaba desnudo
y sin ninguna experiencia,

casi lloriqueando
por no saber que hacer
ante tan gran desafío

así que me decidí
y me tiré como un jabalí
dispuesto a cornearla
por todas partes,
estaba lleno de sentimiento.
recuerdo
que al final lloré de verdad
...
...
.
.
.:

Mis padres discutían
en el salón,
mis hermanas
no estaban,

Entonces me enrede
yo solo en aquella guerra
en esta guerra...
que ahora
sigo manteniendo.

Apuñale la hoja
con un bic cristal
tinta negra,
trazando las primeras lineas.
ahora golpeo
intentado dejar K.O.
a este teclado
escrutando hasta
donde la oscuridad de aquella
habitación me deja
y que aún me persigue.

Fue mi primer
polvo literario
me corrí enseguida
entre lágrimas y soledad
salvaje,
de sangre destrozada.
...
...
:
:
:
Luego salí a la calle
estaba oscuro.
Mi padre me dijo
que era un fracasado
y que no llegaría a nada
...
iba borracho.

Fluí hasta el bar
y bebí.

No me importó
lo que me dijo mi padre,
porque bebía
como el que fuma
después de follar...
Relajado...
tranquilo...
quieto...
y a sabiendas
que detrás de las letras estaba
mi corazón escondido
y que delante de ellas
estaba
un individuo peligroso,
un cabrón macho,
con ganas de bronca
que quería
correrse con tinta
encima de todos....::

El final

Solo
caminando por el bosque
de cerezos
me adentro lentamente
en el oscuro entretejido de cedros,
he dejado de lado el río,
ni siquiera lo escucho.

El viento azota mi cara
me enjugo
y me aparto el pelo.

Sigo caminando
por el sendero
hasta llegar al claro
que me ofrece.

Me siento en una piedra
esperando el sosiego.
Bebo vino de mi odre...
lejos veo la luz de mi casa
pero está demasiado lejos para volver
prefiero continuar por el oscuro
entretejido hasta
que el cansancio
llegue a mi y no tenga fuerzas ni para
entornar los ojos.
El bambú es el cielo
de los borrachos

Repunte de bolsa

Conchi,
es una mujer de
cuarentaitantos
lleva el pelo teñido
de rubio, se le adivinan
las raices negras de su cabeza,
viste con camisetas de tirantes,
ropa descuidada.


Llegó hoy a casa
con las señales
de las bolsas
del super marcadas
en los antebrazos.


Al llegar a casa
encendió el televisor
y vio una amiga
de la juventud
en una serie de tv

Recordó que estudiaron juntas
y que llegaron con el mismo sueño,
ser actrices con reconocimiento.
Era su sueño.


Al verla en la tv
Conchi no pudo
contener las lágrimas,
todo se le había escapado.


Se fue hasta el mueble bar
y agarro con fuerza
la botella de vermut,
Aún era temprano
y se la bebió.

-Nadie puede entender
el fracaso de una actriz
como yo-
Se quejaba borracha.

Cuando llegaron sus hijos
la encontraron
llorando en el sofá
tirada como una bolsa
en el suelo.

-¿Mami que te pasa
por qué lloras?

-Nada hijo, me hice daño
con la bolsa de la compra
en los brazos-

-¿Qué hay de comer?
-¡¡¡Pan y yemas!!!
-Pero mama, ¿te vas a levantar
del sofá?
-Sí hijo, cuando repunte la bolsa....

Paloma de baba

Don José,
lleva jubilado
diez años.
Se jubiló
a los 65
y cumplió
todos los días
con su estricto horario
de despacho.
Durante durante 48 años
nunca llegó tarde
y jamas tuvo un desaire
con nadie,
todos sus compañeros
le tenían un gran respeto.

El ultimo día que trabajó
antes de jubilarse le hicieron
una fiesta sorpresa,
Don José se emocionó
y agradeció a todos el gesto
uno a uno.
Hasta la empresa le regaló
en muestra de agradecimiento
un viaje para que se fuera
con su mujer al Caribe.

A los dos años su mujer murió
de cáncer de hígado,
fue fulminante
y desde entonces
se sentía terriblemente solo.

Hace tres años
tomó como rutina
levantarse temprano,
desayunar un café con leche
y unas tostadas
en la cafetería de camino
al parque, camina hasta él,
y pasea por el malecón
dejando
que el día le invada hasta llenarse
de energía,
entonces,
se sienta
en un banco a la sombra
y saca una bolsa con maíz
para dar de comer a las palomas

Sabe que las palomas
son como las ratas
del aire,
pero le gusta el sonido
y le encanta ver como se acercan
para comer el maíz que tira
al suelo.

Recibe su ración de ternura
de las ratas aladas,
mira al frente
para inundar del
color de las flores
y los arboles
la ternura recibida
a cambio de un poco de maíz.

Entonces se incorpora
y camina por otra vía
de vuelta a casa
para no multiplicar
su rutina.

Se deja llevar
hasta la cafetería
de la estación de autobuses
que le pilla de camino
a casa.

Entra, otea,
pide un chato de vino
para aturdirse
en medio de la ternura
calentada al sol de vuelta,
entonces ficha de lejos
a su amigo de siempre

Don José va hasta
el baño para aliviarse,
allí coincide con su amigo
de todos los días
le acompaña a un inodoro,
cierran la puerta
el amigo de don José
un morito de unos
19 años le besa el cuello
le alienta la ternura
recibida en el parque,
y se gira.

Don José le toca bien
el culo hasta que
se la nota
tiesa.
Entonces baja los pantalones
y comparte a empujones
su rutina,
el morito gime para
para acompañar
a don José
y alivie su soledad

Don José, siente el renacer
desde el nido de su escroto
una paloma de baba que vuela
hasta el culo
de su amigo.

Cuando acaba, Don José
Se compone
le da veinte euros
al chapero
rompiendo toda la magia
del día.

Sale del baño,
en la barra
termina su vino
recuerda que hoy
comen sus nietos en casa
y va hasta casa
arrepentido y asqueado
para atender tan noble
acto familiar.

uno de sus nietos
le recuerda
al chapero

Talla esfinter

Félix, era un follador.
estaba siempre en el trabajo
enganchado a las paginas porno.
Orgasmatrix, Megaporn, Latin Babes.
el se jactaba de ser un follarín de los bosques.

cuando se juntaba con los amigos
siempre se jaleaban
sobre la noche anterior.

Comía unas pastillas
que él, les llamaba flash,
le aguantaban empalmado
dos horas. siempre decía.

- Nene comete esto, se te ponen
las orejas un poco rojas
pero la tienes dura
dos horas, es igual
que te corras
te da lo mismo...
jajajaja.....
¡¡flipas,
por que le echas el lefazo en la cara
y te aguanta otra hora y media tiesa!!.-

Cuando no le daba por decir
el bautismo de sus juegos sexuales.

-En verano el camy
en invierno
la estufita-

-Y eso qué es?
le preguntas.

-Chaval, eso es que le chupas el coño
a la piva,
y dependiendo
si es verano ó invierno
le soplas ó le echas el vaho.
así se lo refrescas ó
se lo calientas,
es un favor
climatológico sexual,
jajajajajaja!!!-

Reía Jaime
el macho.

Todo es verlo,
suele hacer muchas pesas
y ejercicio es un
yogurt de gimnasio.

-Sois unos cavernicolas
del sexo, no sabéis disfrutar.-

decía mientras
hacía press de banca

Un día conoció una venezolana.
estuvo follando todo un fin de semana
con ella.

Al poco lo veíamos muy cambiado,
su cara de hijo puta pendenciero
comechochos empedernido...
la había cambiado por la de
un borrego muerto,

Ay! el amor!!

-Que te pasa Félix?
no pareces el mismo...
Preguntabamos.

-Dejame chaval tu que sabrás...
Contestaba.

Al poco Félix,
reconoció que estaba enamorado.

Un día entró en una Joyería,
a comprar un anillo
a su Venezolana del amor...
Cual fue su sorpresa,
cuando el mancebo
con aspecto
de oso homosexual,
le pregunto,
cual era la talla de dedo
de su amada...

El quieto, quedó...
lo sabía todo menos eso...
estaba preparado para
dar cualquier dato de ella
menos ese.
Le había metido la lengua por
todos sitios, sus dedos
aún olían a coño
y a culo....
A culo...

A culo????

entonces recordó
que en sus practicas
ella le introducía
su dedo por el ano
para excitar
y activar su punto G
algo que ella le había enseñado

Supo entonces que
la talla de anillo
de su amada
era la del diámetro de su esfínter
pero
¿De cual de sus dedos?

Un hilillo de baba
caía de su boca,
y otro de mierda
de su culo
al recordar
tal placer.

El amor tiene muchos caminos,
y en ese momento el suyo
olía a culo,
con diez posibilidades
propias
y diez del mancebo,
albañil con muestrario
de pollas en vez de falanges.

ella estaba en Venezuela
el anillo era
un regalo
de bienvenida
a casa
y su esfínter
empezaba
a oler a
amor mancebo
hasta adivinar
que su talla
era:
universal
estandard
esfínter...

A pies juntillas

El viejo barrigón
silba por las calles
de Madrid
despues de una larga tarde
de cervezas en la plaza Santa Ana.

Llega hasta la latina,
mira al cielo,
busca un lugar donde sentarse
para frotarse las manos
y engañar
un poco al frío.

Despues ,
se saca del abrigo un
paquete de habanos
y un chusco de pan,
cuece en parrilla de Bic recarcable
su alma ajada por los pasillos de la ciudad
descapotable.

Pasa a recordar una tarde con
Juan Soubrier y Pedro Beltran
en la que bebian vino
y sonaba de fondo Carlos Gardel

Ora ninguno está
Ora los tres beben

A pies juntillas obedece al tiempo
y se marcha
frotando esta vez los pies
fuerte contra el asfalto
vaya ser que no vuelvan
las golondrinas y el tabaco
se convierta en horchata.

Cadena Perpetua

Una vez más
estas delante
de ese aparato que te consume
te arrastra...
sudas como un cerdo
y no encuentras tregua
al calor que te hace
sudar.
Sientes como caen las gotas
por detrás de tu cogote
como una carrera
de caballos sudorosos
que acaba
en el cuello de tu camiseta.

Una vez más delante
de este aparato infernal con la pantalla
brillante crees en algo
como si fueses a salir vivo.

No es más que un un sentimiento
que se trasforma en sudor mientras
las letras aparecen en la pantalla como
un humo exhalado, mientras te
fumas tu alma que aparece
en forma de letra en la pantalla
de este trastero asqueroso

una vez renegaste de esto,
pero estas condenado a trasformar
las palabras de tu pena en letra arial.
No hay salida,
es una condena
no sabes como huir...
y es la cadena perpetua
de tu alma, que se trasforma en humo mientras lloras

Paralisis

A veces me quedo quieto
como un buzón,
pensando ó intentando
sacar partida de todo esto.

Quieto...
muy quieto.

No se incluso en que pienso.
Como un buzón queriendo digerir
todo lo que llevo dentro,
pero es inútil
no vale para nada
no sirve.

Es como si me secuestrara
a mi mismo
y me sorprendiera con un gran vacío,
sí... sí, como un buzón.

Como un debilucho
objeto de la palabra
que ha quedado para
meadero de perros.

Entonces,
respiro
y sigo.

Sindrome de abstinencia

Llegue al zoo
al poco de estar en Madrid
para ver tan triste espectáculo.
iba para no variar, resacoso
y con los efectos de algún poso
de la noche anterior.
Pasee por donde los elefantes
las jirafas y los osos.
tras un rato de caminata,
decidí tomarme una birra
que portaba en mi mochila.
Aún estaba fría, me senté
en un bordillo al sol...
Cuando acabe la cerveza
y me incorpore,
sentí un subidón
probablemente de todo
lo de la noche anterior.
Seguí caminando por el zoo
esta vez sin rumbo fijo,
y con cierta sensación de irrealidad,
llegue por casualidad
a la jaula ó foso donde habían
monos, creo que eran chimpaces
ó algo así...
Un jodío mono
inicio una serie de gracias
al publico para el gusto de los
asistentes, un niño le tiro un sugus,
eso animo al resto...
acabe echándole patatas fritas
y trozos de un bocadillo de mortadela
con choped cuadrado que me había
hecho la noche antes para mi excursión,
(Cualquier gourmet, sabe que los sandwich
están mejor de un día para otro)
me hacía tanta gracia que abrí
una bolsa de cacahuetes
para seguir echándole,
al poco llegó un cuidador para echarme la bronca
- no le da vergüenza, dar el ejemplo
que esta dando a los niños!!-
-No- conteste.
-Vayase ó llamo a seguridad-
-Antes de irme, metí la mano en el bolsillo
y palpe algo, como un chicle,
pensé, la ultima,jaja-
Y le tire el chicle.
Anduve un rato
viendo el resto de animales.
Eran las dos de la tarde, tenía hambre
y había quedado con unos amigos en la latina
me disponía a salir
para ir a mi cita cuando pensé voy a
ver al jodío mono.
De camino, vi como se agolpaban
delante, de donde estaba el mono
un montón de gente y cuidadores.
Cuando me agolpe con el resto de gente
una voz dijo-
Ese ha sido, lo vi como tiraba de su bolsillo
una bola de plásticos-
-Yo que coño señora...-
El mono se había follado al resto
de los monos,
los había sodomizado
dos de las monas estaban en lo alto
del recinto acojonadas,
había tirado piedras
contra todo lo que se movía,
a un cuidador le había intentado
dar también por el culo.
Ahora estaba mojado,
e intentando follarse una roca.
No paraba de gritar y reirse,
sacaba el dedo y los cuernos
era como si el diablo se hubiese
apoderado de su alma...
Entonces me agarro del brazo un segurata.
-acompañeme, hemos llamado a la policía-.
-¡¡Pero que coño.. que yo no he hecho nada,
solo le di patatas fritas y un chicle que llevaba
en el bolsillo!!-
-Se refiere a una bola de papel film-
-Si, joder llevaba...-
Entonces caí en la cuenta de que no era
chicle... eran tripis, puro LSD....
Ahora entendía.
Aquello no era un mono,
era un síndrome
de abstinencia.

Macrocarnico de comic

Soy el hombre
macrocarnico de comic

Estoy hecho a pedazos.
Me lo han dicho siempre.

Tengo el corazón de pelele
el alma de un guiñapo
y la cabeza de chorlito.

Por lo general,
aunque tengo nombre,
todos me sobre-bautizaron
como, Alcornoque.

Soy el hombre
macrocarnico de comic
una especie de robot
con una extraña combinación
de naturaleza muerta
y trasformados de ella

Me dicen que en lugar
de manos tengo pies,
soy manazas y patizambo
mi cadera es un chicle
desaborido
y mi barriga
una bolsa de la compra
llena de cerveza y tinto.

Me dicen...

Pero descubro
sin leer que:
El guiñapo
es algo andrajoso.
El chorlito un algo
que me hace diferente
y el pelele un pájaro
que de vez en cuando
canta.
Estoy hecho del reves
en mi pecho debiera
estar mi cabeza
y en mi cabeza mi pecho

Soy el hombre
macrocarnico de comic
una risa andante
un despiste mutante.
ando a trompicones
y bebo a tragaldabas
pero de vez en cuando
hablo con sentido
porque todo el serrín
de mi cabeza
lo convierto en neuronas
que se empapan de los cantos
del pelele.

Un coeficiente binominal
que provoca risa en fiestas
y pena en algunos aspectos.

Soy el hombre
macrocarnico de comic.
salvame estoy en extinción.
solemos durar poco
se nos distingue
por una rara risa
y cara de enfado,
nadie sabe lo que pensamos
todo lo guardamos
en fondo del saco
que llevamos en la espalda
por miedo al robo
y al lloro.

Soy un hombre
macrocarnico de comic
y me alegra saber
que aun quedamos unos pocos.

Proxima Estación

Sentado en la parada
del autobús, veo que de lejos
se acerca lento...
dejando el rastro negro
de las ruedas en el asfalto,
y echando humo poluto
por su culo, con un ruido
bajo de revolución
que parece ahogarse entre
la urbe que ignora
que muere.

Desde la parada del autobús
se advierte calamitoso
su acercamiento.
Es como si se deslizara
un dinosaurio hambriento.
con ganas de engullir
humanos,

El color verde parece
que busca mimetizarse
en la urbe.

Como un bufón
que se burla
de la tragedia,
el bus para...
me abre su boca,
loco de mi me suicido
entrando en sus fauces.

Siento que cierra la boca
y me siento devorado...
pago el billete siendo
acto de penitencia
para ganarme el cielo.

Imagino que me defecara
por la puerta de atrás
en seis paradas,
que es mi destino,
mientras, como homenaje
a mi sacrificio,
y cuando el bus me suelte
las conversaciones,
las toses, los sonidos
del resto de pasajeros
Se trasformaran en:
...Treno

-¡¡¡Cristo!!!!-Pienso.
¡¡Quiero no pensar que
así se llamara
mi próxima estación!!

Urgencias 19:33hrs

Sentado en la sala
de urgencias, una vez
más, espero.

Espero el resultado
ó al menos noticias
que resuelvan el estado
de mi mujer.

Mientras fuera el tiempo
es húmedo y caluroso
y no da tregua al sudor
que empapa mi cogote.

al tiempo entran tres hombres
exclamando, -¡la que esta cayendo
joder como llueve!.

A mi lado derecho una familia
llora mientras los tres hombres
hablan de fútbol y coches.

Mientras, espero...

Frente a mi
una mujer de cincuentaytantos
llora sola
con una pena que contagiaría
a los cactus,
se limpia las lágrimas con un pañuelo
de papel blanco,
apoya su frente en los dedos corazón,
pulgar e índice
y nada indica que su corazón
se alegre,
aprieta el pañuelo fuerte y traga
la saliva que se le ha convertido
en engrudo de pena,
sigue sola,
mira al techo como suplicando
pero los detectores de humo
no son dios, ni los altavoces
ni el falso techo que esconde
tripas de cobre
en bandejas de metal.

El pañuelo ahogado es como una paloma
a la que estruja cada vez más fuerte.

Ella es como el tiempo de fuera
la lluvia cae al suelo
como sus lágrimas
mientras todos huyen
para no mojarse.
A nadie le gusta
la pena ajena
A nadie le gusta
que le cale la lluvia.

todo eso sola...

El resto a lo suyo,
como si no ocurriera
nada.
De pronto un rayo de sol
entra por el cristal traslucido,
se enjuga de nuevo,
suspira en acto de esperanza,

Rebusca en su bolso
saca un espejo,
se mira y limpia con el meñique
el refregón del maquillaje.
Levanta la mirada repuesta.

Me mira, me mantiene
la mirada...
yo avergonzado
agacho la cabeza y juego con el móvil
al solitario...

El final de las cosas raras

No es común
ni suele ocurrir
de manera planeada.
Ocurre de manera
torcida, normalmente
provocada para
acabar con todo.

Es como escribir
de cabeza en un bar
y luego deseas llevarlo
al papel,
cuando quieres hacerlo
se te ha olvidado lo raro
que a lo mejor es lo importante
pero no comprensible
por nadie...

Solo uno entiende
el porque termina
ciertas cosas
las acababa
por raras
ó no comprensibles
y eso asusta.

Paternidad

Conduciendo por una comarcal
sin rumbo fijo, disfrutando.

Dejando que el aire seque
el agua después de haberlo lavado,
Viernes por la tarde el teléfono
no me suena nadie me acosa
para pedirme soluciones.
la ventanilla medio subida
para que el aire me de en la cara
siento una sensación absurda
de libertad y tranquilidad.


Conducir es un acto
de independencia
Nadie me molesta
Nada me incordia,
de los mejores momentos
de la semana,

lavar el coche
y dejar que se seque
con el viento.

Los cristales limpios
no veo motas, ni polvo
de obra, solo el verde......

PROOOFOFOF!!!!!!!!!!.


De pronto doy varios volantazos
el cristal de delante se ha manchado
entero de una papilla amarilla,
no veo nada...
absolutamente nada,


Lo primero que pienso....
me cago en la leche puta,
que diablos pasa.

Paro el coche,
miro el cristal,
parece mierda de pajarraco,
pero es demasiado grande
miro al cielo,

Joder es la cigüeña
más grande del universo
me mira, grazna.
Sigue su rumbo,

Intento limpiar el cristal
con los limpiaparabrisas
pero lo empeoro porque
como soy un gilipollas,
se me había olvidado echar liquido,
es como si hubiese untado
todo el cristal de crema de cacao

Inspiro......
espiro......
inspiro....
espiro......
me relajo...
me relajo.....
me....
CAGO EN LA PUTA!!!!!!!!!!!

Ni en mis días libres me libro
de la mierda!!!
cuando no es un cliente...
es una cigüeña....

Puto pajarraco...
Bonita forma de hacerme padre.

Trasformación.

Como una araña
sin patas,
enredada en su tela,
me precipito
hasta el suelo,
donde se esculpe
mi futuro.

He perdido todas
mis patas
y no tengo apoyo
que me rija

Como una araña
negra, peluda
y sin patas,
veo el suelo
pero no veo cielo
y espero a que
algo me devore
ahora que soy débil
como una persiana.

Como un araña sin patas
me desvivo por andar,
pero únicamente logro
arrastrarme: hasta
convertirme en serpiente.

Otoprimaverno

En otoprimaverno
hace un caluroso frío
que obliga a las hojas
a caer del suelo,
a las ramas de los arboles.
El corazón se enmudece
de alegría cuando llora
por la muerte.

En otoprimaverno:
no veo nada,
ni siento,
solo beso sombras
y acaricio enjambres de desdicha.

Otoprimaverno,
es la estación donde
el tren es un viento
en todas direcciones
y los pasajeros
polvo en la tristeza.

Otoprimaverno
¿dónde y en qué esquina
me arrastraras del pelo
hacia tu mundo de reflejos?
Mandame los recuerdos
certificados
deja que me trence
con lo vivido
y haga de mi desdicha
una alegría presente
sin frío.

Otoprimaverno
estación de decisiones
no acaba de convencerme
con su falsa oferta de clima
en el que nos engaña.

Otoprimaverno,
Otoprimaverno,
convierte
mis lagrimas en riscos
quiero dañar
tu trilogía de tragedia
en actos del pasado.

Otoprimaverno,
cuando no me ves...
me marcho
a Invertoñera
donde no me ves
y me escabullo
entre tus piernas.

Solo Cafe.

A veces, me ocurre
suelo pedir socorro
de una manera especial.
No me busques zarraprastoso
ni llorando,
no me encontraras.



Suelo pedir socorro
en las cafeterías
cuando el pánico me atrapa
por que soy un vago,
con un café en la mano
dando sorbos cortos,
insensibles,
y parece que estoy
escuchando a quien me habla
pero me importa un carajo
lo que me cuenta,
solo asiento con la cabeza
miro el reloj
cada tres cuartos
de minuto
y son los ojos
del que me habla el balcón
de un panteísmo.



Sorbiendo café
enfrente de alguien
que me importa un carajo
pido socorro a gritos.
pero el café caliente
me enmudece y me resbala
garganta abajo,
dejando el amargor
del momento
como una huella solitaria

Fin de fiesta

Rematando los últimos tragos,
la gente sale del bar
como si goteara un grifo.

El camarero ya no es tan amigo
y amanece entre cuatro paredes
que advienen su sol
como si fuera cierto.



Todo parece distinto
a las seis de la mañana.



Salgo a la calle, aún es de noche
es hora de buscar algún refugio
escudado en desayunos
para seguir bebiendo.



Amanece y agrede
a los ojos la luz violenta



Amanece, se acaba lo bueno
solo en la taberna de Frank
"El Tuerto" se puede esperar
a oscuras el siguiente día.

Curado.

Salí del hospital
mareado.

parecía que en vez
de quimioterapia,
me habían suministrado
Calimocho con vino
barato...

la extraña sensación. Era como
si te dejaras llevar por la ignorancia.

No sabías nada
y acababas sin saber nada.

Durante la quimio
veías las caras
de las viejas,
de los jóvenes,
apenas se diferenciaban,
todos la misma mirada,
todos los ojos muertos
hacia algún lugar de su vida
más lejos que el recuerdo
de su infancia.

Imagino que todos estábamos
más cerca de la muerte
que de la propia vida,
que en ese momento nos mantenía.

La vida con cancer
es un delgado hilo de plata
con exceso de peso en uno
de sus extremos,
crees que más que romperse
poco a poco,
en cualquier momento,
se parte y caes con todo el peso
al suelo
como si fueses un saco de arena,
para que el resto de ti
se escape como un globo sin lastre.

Gilipollas

Me gusta
que me llame
por teléfono.
Al teléfono
que yo
rehusaba tener.

Me gusta
que me llame
al teléfono
que odiaba,
por que consideraba
que un móvil
era algo snob.

Ahora, el teléfono,
es complice,
porque cuando
me llama,
me habla...
susurra...
se confiesa
con cualquier
cosa, que por pequeña
que sea ó insignificante,
no sabe, no se da cuenta,
que me lo dice al oído
como cuando tienes
veinte años y cuentas un
secreto en voz baja
para que nadie
se entere.

Después cuelga
pero antes de colgar,
suspira
y siento el aire
dentro de mi...
entonces,
sonrío,
s
o
n
r
í
o como un,
g
i
l
i
p
o
l
l
a
s

Comebolsas.

En estos días
no esperas a nadie
tan solo abres los ojos
y los cierras
fotografiando
la desconfianza
que te brindan.

Bajas por calles que conoces
de sobra mientras recuerdas
el daño que hiciste.

Entras en los mismos bares
escuchas las mismas bromas
y lo peor es que te siguen
haciendo gracia.

En estos días tu memoria de pez,
te juega malas pasadas
cerrando a cal y canto,
la entrada a tu alma
que otros
intentan renovar,
mientras tu la pudres
con el humo de tu cigarro,
y la machacas con la ginebra
barata que carcome tus tripas
pero enciende la chispa
creativa que vive en ti.

Crees haber vivido más que nadie
y crees joder mejor que nadie
y hablas de ello a gritos
en todos los sitios,
mientras te comes dos gramos
de coca en compañía de unos
perros viejos del arrabal
donde vives.

En los garitos oscuros
a las diez de la mañana
después de que la noche
abandonara su intento
de cambiarte, prefirió,
dejarte salir sin dormir,
para que buscaras otro sitio
donde seguir huyendo.

Mientras las viejas llevan sus bolsas
de la compra
y las imaginas llenas de coca,
te arrastras como una lengua sucia
buscando cobijo.

En estas noches,
Largas, provocadas en bares
para que no amanezca,
te recreas en tus aventuras
mientras el mundo se olvidó
de ti hace muchos días.

Flores del asfalto

He salido
de la urbe
tras quemar
todos mis zapatos.
he montado
en coche y doblado
desde Antonio Acuña
hasta O´Dononell
bajando la calle
dirección Pirulí.
El ultimo semáforo
se ha puesto
en ámbar podría
haber cruzado y dejarlo
atrás, pero llevaba la prisa
del derrotado.

Una furgoneta de delante
me impedía ver el semáforo
solo veía su publicidad.

De repente como en un cuento
ha salido una mano del asiento
del conductor por la ventanilla,
la ha estirado, hasta casi rozar
con la punta de sus dedos
las flores de la mediana
de la calle O´Donell,
flores en medio del asfalto,
de subida y bajada,
pequeñas y amarillas
con fresco aroma
a crisis y paro,
ha maniobrado
para acercarse,
la ha cogido por el tallo
la ha arrancado, y el semáforo
se ha puesto en verde...

Hoy tenía un mal día
pero las flores
de la calle O´Donell
me han dado un momento
de esperanza,
aunque se de sobra
que alguna vez
acabaremos
como una flor
en medio del asfalto
y alguien
lejos de observar
la belleza,
nos arrancara como premio
de un día soleado.

Chop, Chipop

Saliendo del curro
y cogiendo el coche
me meto en la m-30.
todos los días lo mismo.
A las siete de la tarde
el atasco es infinito.
Fuera, esta lloviendo
y el agua chisporrotea
en los cristales
y el capo,
salpica en la chapa,
resbala en el cristal,
dibujando pequeños caudales,
orquestando su particular
sinfonía...
chop, chipop, chop, chipop.
A mi derecha un hombre
se hurga la nariz con su dedo
meñique, lo ahonda tanto
que sacará algún pensamiento
prendido de la punta
entre el dedo y la uña.
A mi izquierda,
una bella joven
agarra con firmeza el volante,
labios rojos y carnosos
canturrean, mientras
mira al frente con los ojos perdidos
en la cabeza del atasco
y sus pensamientos en algún lugar
de Saturno, deslizándose por
sus anillos.
Detrás una mujer de unos cuarenta
mira sus dientes y sus ojos
en el espejo de la visera,
preocupada por su belleza
y cuestionandose que hará
cuando llegue, a casa.
Suspira...
y se deja caer en asiento
mientas espira y le da una calada
a su cigarro.
A mi derecha:
el pensamiento al borde del abismo.
A mi izquierda,
el presente incierto.
Detrás el futuro,
se recuesta y convierte en humo
fuera: chop, chipop,
la lluvia continua.

Sentado en el coche
en medio de la m-30
los tubos de escape
son futurologos.
En medio de la m-30
rodeado de caras,
y cuerpos,
la mayoría de ellos
podrían ser grandes amigos,
amantes ó enemigos,
pero no lo saben
porque la m-30
lejos de todo
no permite ni un segundo
de amabilidad.
Tocan el claxon.
He de seguir, hasta otra...

Olvido y muerte

Estábamos sentados en la barra
bebiendo después de un entierro.
él, rompió a llorar
como si le estuvieran
rajando las tripas...
mascullaba entre lágrimas
que le ahogaban las palabras...
en esas situaciones
jamas se lo que decir
bebí un buen rato...
le escuche llorar, quejarse,
no paraba de dar por culo
con la cantinela del moribundo
era como un fado rayado
y entonces le dije:
-Sabes?, el olvido mata más que la muerte

Moscas en los Bares, cerveza caliente.

Vuelvo sobre mis pasos
con los pies más emplomados,
un corazón de pelele
y el alma hecha un guiñapo.
Moscas en los bares
cerveza caliente
te das cuenta
del error de tu apuesta
antes de perder.
El viejo de la esquina
ya no escupe cuando pasas
eres tan poca cosa
que ni la crisis te afecta.
Moscas en los bares
cerveza caliente
todo el trabajo
es un retortero
de escombros
bajo el ardiente sol
de verano.
Cuando camino
hacia delante
vuelvo sobre lo andado.
Veo moscas,
la cerveza se me calienta
y la consumo
con asco,
pero no me queda otra
que seguir,
aunque toda la bondad
del mundo, me cabe en una mano.
Moscas calientes
cerveza con alas
el caldo revolotea
en mi cabeza
y me cuece las ideas.
no alcanzo
lo que sueño
y los jirones de mi
piel es el alimento
que ansío.

Solo en el bar...

Durante siglos, he observado
El arroyo del brazo de acero.
Pero nunca me fije en el
atardecer.
Desde el hirsuto taburete
mi alma lisonjera, no advierte
las pestañas anonimas.
y los ojos del mundo
ya no vuelan hasta mi alma.
Si contemplo el arroyo
no me convierto en sabio,
pierdo la hermosura del atardecer
y las piedras blancas del arroyo
son lágrimas,
cuando la corriente las arrastra
hasta los meandros.
Si observo la belleza,
me pierdo la hermosura.
Solo la sabiduría del camarero,
podría descifrar esta
duda advenediza,
en la que se abate
la fiereza de mi ser
mientras torno
mi cara en rojo

Bankero

Según entras a la derecha
en el parque
de Isabel Perón
en Madrid,
hay un banco
de madera
viejo y verde.
Esa fue mi cama
durante cuatro noches
era duro e incomodo
pero me daba sensación
de seguridad,
las pocas noches
que en el dormí
supe lo que era el frío,
y por las mañanas
los que allí dormíamos
meábamos en la fuente
para calentarla y que saliera
un hilo de agua
igual de fría
que sus muertos.
Fue mi motor de madera
el comienzo de mi
tropelía...
no creí salir nunca
de sus rígidos tablones.
Recientemente fui a visitarlo
para saber que seguía allí
me senté, acaricié sus remaches
igual de fríos que siempre
mas oxidados, más castigado.
-Lo peor que me puede pasar
es acabar aquí de nuevo
pensé...-
La ropa en mochilas,
La vida en bolsas,
La ilusión desperdigada
mientras la picoteaban las
palomas
Los nudillos, tan helados
como los remaches,
Las manos temblorosas
La mente en blanco
La muerte una manta a cuadros.
Recientemente
fui a visitar
lo que fue mi hogar:
Un cielo de hielo
Un parque contaminado
Y las palomas me miraban
con hambre, esperando
alguna migaja de esperanza
que llevarse al buche.
Fui Bankero
en cierta ocasión
que prestó ilusión
a un mundo desgraciado.

Amarillo noche

Salí del bar
camino de la pensión.
Anduve a ciegas
esquivando adoquines
contando las luces
de los coches.
Llegué a la habitación
me senté a escribir...
pero no salía.
no me obligué.
me tumbé en la cama
el neón me pintaba la cara
ora azul ora amarilla.

Todo me daba
vueltas

Cerré los ojos.
intente pararlo.
imposible.
los abrí.
Y
delante tenía
a los siete sabios
del bosque de bambú
les pregunté:

-¿Por qué viene todas
las noches la grulla amarilla
a observarme por la ventana?

Todos contestaron a la vez.

-Porque tu muerte es lenta
Porque tu muerte es lenta...

Verso Extremo

En miles de ocasiones
me encuentro con esto.

Echaba unas monedas en una cabina
Me atendían

Abanderando su excelso trabajo.
Dependiendo de ellos
todo el esfuerzo que has dedicado,
son los buitres de esto y aquello


que revolotean encima de ti
para amarte o hacer que te odien
escudados siempre en las palabras:


Con todas las horas dedicadas

reconocemos un gran esfuerzo pero,

irremediablemente

todos llegamos a la decisión

irreparable y basada en nuestras reflexiones

consensuadas por entendidos en la materia ,

a no publicar ni premiar su trabajo

recordarle que puede publicar a bajo coste.

El Reencuentro

Una noche en la taberna de Fran el tuerto, coincidieron sin conocerse, habían dejado casi una hermandad consanguínea a medias, una de esas amistades que nadie se atreve a adjetivar ó calificar por lo sagrado que dan a entender. Esa noche el tiempo les negó el reconocimiento les aró en piel y rasgó en ojos tanto dolor que no supieron saberse el uno del otro, solo al termino de dos botellas de aguardiente, Roonie fue al baño a mear y al pasar junto a Mark le dio un leve golpe con el codo, algo que a un sobrio jamás le hubiese molestado, al retarse con la mirada ambos sacaron navajas de muelle; solo que Mark más perro viejo, no fue amenazante sino certero y Roonie se sintió nacer un afluente de vino del lateral del cuello. Cuando Mark rebuscó en la billetera de Roonie, para sacar el dinero se vio abrazado junto al cadáver en una foto con más vida ambos que la que ahora reflejaban, al reconocerse no supo actuar, le asomaron unas lágrimas y cuando fue a explicar al tabernero su error... Frank el amigo fiel de Roonie, le clavo en el cuello una botella rota a Mark dando la misma muerte que al desdichado Roonie... Fue el fin de todo, la amistad se convirtió en un relleno, en una jarra de babas, de dos cadáveres, en la taberna de Frank “el tuerto”.

Rompedor

Fue hace doce años

cuando publiqué mi primer libro

en un programa de radio

alguien me preguntó si me consideraba un:

i

c

o

n

o

c

l

a

s

t

a

de la literatura.

Pregunté:

¿Qué es
i

c

o

n

o

c

l

a

s

t

a?

él, me contestó:

rompedor

yo que entonces era un chulo

y un broncas dije:

Sí, de bocas como la tuya...

no he vuelto a escribir desde entonces.

Sparring

Me levantaba todos los días
a las 8:30 de la mañana.
Me quedaba sentado
en el borde de la cama
durante un rato.
luego me incorporaba
y al volverme
veía la mesa con la maquina de escribir
y la hoja en blanco metida en el carril.
Cruzábamos miradas
desafiantes, con mala leche
luego me duchaba, me vestía
y me iba al trabajo.
Caminaba hasta
la glorieta de Bilbao
tomaba el metro hasta Goya
salía por General Porlier
y de ahí hasta el trabajo, andando
y por dentro la hoja en blanco
solo ella, nada más en la cabeza
desafiante, como diciendo:
-Hola inepto, no vas usarme
no sabes que poner..
¿no piensas untarme con tus poemas?.
Durante todo el horario
se me olvidaba
porque tenía demasiadas
cosas en la cabeza, pero al acabar
volvía a efervescer
como las burbujas de la cerveza.
Llegaba a casa, me volvía a duchar
me abría una botella de vino
y me sentaba en el salón a mirar
por el balcón,
vivía en un quinto piso
sin ascensor, pero las vistas merecían la pena
me evadía... (un teatro para huir del combate).
Después de un rato entraba en la habitación
me sentaba con un vaso de vino
mirando la máquina
y la hoja en blanco:
tan desafiante!!...
Mi imaginación intentaba buscar entre
las cuatro paredes un punto infinito
como si quisiera vivir más fuera de mi
que en mismo.
Intentaba escrutar algo de sentimiento
para ponerlo en verso
pero no salía nada
solo miraba la hoja en blanco
las letras me golpeaban dejandome
cardenales por todo el cuerpo.
Era sparring de mi soledad
y estaba contra las cuerdas

Calco senderos

Comparo la vida desde la muerte
porque he muerto en la vida.
Comparo la muerte desde la vida
porque he vivido en muerte.
Valoro ambas experiencias
y las dos me llenan
porque en las dos muero
y cuando imagino que en una de ellas
resucito para estar vivo
deseo morir para no estar muerto
consiguiendo estar tan vivo
que a penas respiro para disimular que he muerto.
Así entre vida y muerte
dubita mi vida colmada de muerte y perdida
en la vida.

Pension en Fuencarral

Cuando llegué a Madrid
dormía en una pensión
en la calle Fuencarral.
Llena de moscas, sucia
deprimente;
no existía ni un ápice
de esperanza entre sus paredes,
hablaba de locura, broncas nocturnas,
el suelo de las escaleras
estaba pegajoso, nunca quise saber por qué.
Un día bajé al chino,
compré cerveza,
un cartón de vino y dos sándwiches,
me comí los dos sándwiches,
me bebí tres botes de cerveza,
y medio brick de vino.
De pronto me dieron ganas
de ir al baño y así hice.
Cuando fui a limpiarme
encontré un cartel que decía:
"PARA USAR LOS GRIFOS Y CISTERNAS
COMPRAR FICHAS PARA EL AGUA EN RECEPCIÓN"
Pensé en limpiarme, pero no había con qué...
creo que entendí el significado de la expresión
"estoy a punto de explotar"
Entendí lo pegajoso de las escaleras
y que todo estuviera
lleno de moscas,
pero era incapaz de soportar
que unas fichas para el agua,
pudieran con tatos años de paciencia,
ante tantos fracasos,
antes de llegar a Madrid.

Mis manos

Entraba a las ocho
Tenía que barrer
Fregar y limpiar
Lo baños.
Los olores del baño
Eran y son
Insoportables
Se me metían
Hasta lo más hondo
De mi estómago
Y me revolvían las tripas:
Compresas, meados
Excrementos…
Luego la barra
Desatascar, limpiar
La máquina del café
Y dejarla lista
Para los desayunos
Y mis manos
De un lugar a otro
Agua fría, agua caliente.
Cortadas
Y los cortes
Eran con los filos de cajas de cartón
Abridores, chapas, cuchillos
Pellizcadas con cajones etc…
Y al meterlas en el agua sucia
Del fregador, escocían.
Cierta vez al beber un vaso
De agua, respiré
Y olí mi mano
Me dio tanta angustia
Que no pude comer
Nada en todo el día
Mis manos me daban asco
Eran como dos ratas por la basura.
Con esas mismas manos
Después de trabajar
La tocaba
Le tocaba el pelo, la cara
Los labios
Me lavaba las manos
Con lejía y estropajo
Antes de quedar con ella
Las tenía irritadas pero limpias
Aun así comencé a tocarla menos
Cada día.
Al día siguiente a no sé qué día
Otra vez igual, lo mismo, la rutina
Solo que esta vez peor
Era verano y sudaba como
Un vagón de metro
La recordaba, era mi única
Recompensa tras un asqueroso día
De servir a todos los ejecutivos del barrio de Salamanca
De Madrid, distrito centro y neurálgico.
Y cada día que pasaba la acariciaba menos
Ella creyó que yo ya no
Sentía o sentía menos
O que había otra,
Yo que sé
Pero no, eran mis manos
Yo no quería tocarla con mis manos.
Pasó no sé cuánto tiempo
Dentro del tiempo
Y ella me dejó
Hace poco yo estaba
Sentado en un jardín
Al que solíamos ir a beber vino
Y pasear al sol y a besarnos
Me había sentado justo
En el banco que siempre
Nos sentábamos
Y la vi con otro tío
Agarrada por la cintura
Yo, la llamé de lejos
Y la saludé
Con la mano.

Escribe

Fue a mediados del año 2005, sentía que mi cuerpo no era exactamente el mismo que a comienzos del mismo año.

Un día duchandome, note un testículo más grande que el otro, "¡¡¡Cristo"!!!- pensé, ¡¡¡parece una naranja!!! seguí palpando hasta que dí con una especie de cabeza menor, como un garbanzo, duro, tan duro que podía apretarlo con tanta fuerza, que no sentía nada, se lo dije a mi mujer y rompió a llorar. Al día siguiente fui a la doctora de cabecera, me dijo que no era nada pero que me mandaba una ecografía para asegurarse. Cuando llegué al hospital, subí a la planta de eco y me senté en una silla compartiendo enfermedad con una fila de vidas, pasé, me atendió una mujer joven, rubia, de labios gruesos, alta con buen cuerpo:



-Bajese los pantalones y los calzoncillos y tumbese-

-Joder premio!!- me vino a la cabeza.

Empezó a untarme una gelatina por los huevos y me apartó el pene a un lado con mucha delicadeza.

-Nena como sigas por ese camino, me va dar igual que mi mujer esté fuera, jajaja

la broma no le hizo mucha gracia, en fin, el mundo pierde sentido del humor a ritmo de hipoteca.

Cogió el aparato de las ecografias, y lo deslizaba de arriba abajo con la misma suavidad con la que me había cogido antes el rabo, y su cara se iba trasformando en muecas de impresión constante

en la pantalla aparecían sombras de todo tipo, se levanto, salió y entró otra doctora, tampoco estaba mal, entradita en carnes pero bien configurada,

-Mira esto.-

-Que veis?-pregunté

No me contestaron

-No es por nada pero lo que habéis untado con gelatina como si fuera una rebanada de pan con mantequilla, son mis pelotas y me gustaría saber que cojones estáis viendo!!!-

-Los tuyos- me contestó tajante la ultima doctora,-estamos viendo los tuyos y haga el favor de callarse y dejenos trabajar, para nosotras es un asunto muy serio, ¿de acuerdo?-

-Y tan de acuerdo es el asunto más serio que habéis tratado.-

al poco tiempo salió y volvió a entrar con un doctor,- este es el que me va a dar por culo-pensé.

Cogió el dichoso aparato, lo movió señalo algo en la pantalla, algo dijo, no se el que y todo acabó.

Me dieron unas toallas para limpiarme, me subí los calzoncillos, los pantalones, salí por la puerta agarré a mi mujer por la mano

- ¿Que te han dicho?

-Que era un asunto muy importante. Se preocupó.

Salimos a la calle cogimos el coche, fuimos a Madrid, entramos en un bar y pedí dos cervezas.



A los quince días cuando recogimos los resultados, me recibió la doctora de cabecera, vio las pruebas, me mandó al oncologo, este me mandó más pruebas al cabo de unos días, me dijo:

-Cancer de testículo, con metástasis en el retroperineo y aloja un nódulo en pulmón. Tienes carcinoma, seminoma, teratoma y teratoma embrionario inmaduro. Vaya, vaya la que tienes aquí liada. Caso interesante. Entras en quirófano en diez días.

-En quirófano?- pregunté

-Si tenemos que extirpar el testículo derecho y limpiar la zona.

-No me jodas me vas arrancar un huevo?!!!

-Tanto como arrancar...

-Joder!!... bueno me daba igual, tenía dos.



Después de operarme llegó la quimioterapia. La quimioterapia es como una resaca de las peores, vas por la calle y tienes la sensación de ser invisible y de que a cada paso que das se te escapa algo de vida por la suela de tus zapatos y por las costuras de tu cuerpo.



Llegaba por la mañana al hospital, subía las escaleras hasta la primera planta esperaba a que me llamaran, la mayoría de la gente se agolpaba en la puerta para entrar los primeros y si no lo hacían se encaraban con las enfermeras... que extraño prisas casi por morir, prisas para que te quemaran por dentro con líquidos más dañinos que el que el whiskey de garrafón.

La quimioterapia me dejó sin pelo, las uñas me ennegrecieron para luego caerse, me quedé sin venas y lo peor eran los pinchazos que me tenía que poner todas las noches antes de dormir, el cerebro casi no funcionaba, la polla había vivido tiempos mejores, y mi testículo el pobre viudo tan joven... la única ventaja que encontraría ahí abajo era la de tener más espacio en el salón.


En el hospital te encuentras de todo tipo de gente, es como una estación de autobuses tienes que estar con mil ojos, una mañana pululaba por la sala de espera a quimio, una maruja plañidera, pasó por todas las sillas escuchando las miserias de otros y soltando sollozos sin una lágrima, la veía acercarse, veía su aleta de tiburón llorón, deslizándose hacia mí con hambre de pena, con ganas de regocijo y llegó y me pregunto:

-Que es lo que te pasa? con lo joven que eres, madre mía de verdad no me lo quiero imaginar, cuentame¿Qué te ocurre? ¿Por qué estas aquí? ¿Qué tienes?.-

-El horóscopo señora que me lleva loco-; me levanté, me llamaron y entré a mi sesión.


En las ultimas sesiones, uno de los líquidos que me inyectaron, me provocó reacción y solo recuerdo levantar la mano, después estaba tumbado en una sala aparte y tapado con mantas, el pecho me dolía y lo tenía rojo, me habían tenido que reanimar, me fui a dar un paseo más allá de mi cuerpo, no vi túneles, ni luces al final del pasillo, solo sentí una gran paz, una inmensa tranquilidad.



Un medico, de medicinas alternativas al que visité, me preguntó si había dejado de hacer algo en mi vida... -escribir- le dije, pues escribe debes sacar tus emociones, tu cancer es emocional.

-Y caro-, le contesté. Me ha costado un huevo.

En todo momento hubo un comienzo

Así fue como pasó, sentado en el 7 calles pasó por delante una mosca que me hizo caer inmerso en largo sueño reflexivo... el vino resbalaba cuello abajo y todo lo que pensaba se convertía en hipo. Imaginé que todo tenía un comienzo elaborado y con unas formas determinadas, de alguna manera seguí dándole vueltas a todo ese embrollo y fabricando el comienzo más ó menos perfecto de lo que tenía que ser una obra con rigor lingüístico, recordaba todos los clásicos que en su día me enseñaron, eran grandes en sus reflexiones y magníficos en sus palabras... buscar el cómo; ardua tarea, centrado en cómo lo hicieron ellos y la forma de cómo lo haría yo, tomando plantillas aunque escasas, de lo que había leído... sentí que me tocaban en el hombro y alguien que no me conocía pero parroquiano del bar, me hablaba entre eructos " echa te pa´un lao y te pago una birra" volvió a eructar, gutural, profundo, con retronasal de vomito y largo en postgusto a companaje rancio. Le hice hueco, me invitó; cuando me vine a dar cuenta seguía inmerso en mi búsqueda, pero decidí dejarlo nunca sería un buen escritor, a cambio, me llevaría bien con las moscas de bar, nunca haría ascos a una cerveza y el rigor lingüístico... imagino que la vida me tendría preparado el mismo rigor que a todos... ¿el mortis? En fin imagino que en todo momento hubo un comienzo y el mío no fue ni clásico ni encontrado por ninguna musa de inspiración divina, más por un olor rancio y una cerveza caliente...